CINE

'Lightyear' no ha sido el primero: los otros besos homosexuales que has visto en dibujos animados infantiles

'Lightyear', la película de Pixar, ha creado polémica porque muestra un beso entre dos mujeres. ¿Te sorprendería saber que no es el primero en la historia de la animación infantil?

'Lightyear' no ha sido el primero: los otros besos homosexuales que has visto en dibujos animados infantiles

Epi_rc_es

3
Se lee en minutos
Rosa Gil

La inclusión de un (brevísimo) beso entre dos mujeres en la película de Pixar Lightyear ha despertado aplausos entre gran parte del público… y críticas por parte de algunos que consideran este intercambio afectuoso un ejemplo de "inclusión forzada" no apto para niños. No sabemos decirte por qué es inclusión forzada reconocer la existencia de las mujeres lesbianas; pero sí que el de Alisha y Kiko no es, ni muchísimo menos, el primer beso entre personas del mismo sexo del cine de animación infantil (ni el de Pixar, ya que estamos): OutHora de aventurasUna casa de locosEl príncipe dragón... Acompáñanos en este viaje por los besos gay más icónicos de la pantalla animada. 

No vamos a incluir todos los personajes gays, ni los guiños a la comunidad LGBTIQ+, algo que daría para otro (larguísimo) reportaje. No. Aquí hablaremos de besos en la pantalla animada, de conjuntos de píxeles caracterizados como personas del mismo sexo que se besan con intenciones inequívocamente románticas. El más reciente (y tan polémico que ha hecho que algunos cines en Perú incluyan una advertencia de dudoso gusto al respecto) es el que comparten la comandante Alisha y su esposa Kiko en LightyearEs un beso cotidiano, rápido, que te perderás si parpadeas en el momento equivocado. Pero, al parecer, ha sido suficiente para enfurecer a algunas personas. 

Curiosamente, este no es, ni siquiera, el primer beso gay que dibuja Pixar. En 2020, la compañía dedicó su corto Out (en español, Salir) a la historia de Greg, un joven que sabe que ha llegado el momento de contar a sus padres que es homosexual y, de paso, presentarles a su novio, Manuel. El relato incluía un beso entre ambos y en pantalla grande. 

Aquel momento compartido entre Greg y Manuel fue el primer beso gay de Pixar. Pero su compañía madre, Disney, ya había dado algunos pasos en aquella dirección. De hecho, mostró su primer beso homosexual en 2017, aunque resultaba difícil de detectar, ya que tenía lugar en un auditorio repleto de gente besándose. Fue en Star vs. las fuerzas del mal, y para que no tengas que escanear toda la serie (ni toda la escena) te lo mostramos aquí. 

Tres años después, en la serie Casa búho la compañía del ratón dio un paso de gigante y fue gestando capítulo a capítulo un enemies-to-lovers de manual… y entre dos chicas. Al final de la segunda temporada, la protagonista de la serie, Luz, compartía un romántico beso con su rival reconvertida en amiga reconvertida en novia, Amity. Y esta vez sucedía en primer plano y entre dos personajes principales.

Pero el universo de la animación va mucho más allá de Disney. Y, de hecho, a menudo tienen el paso más firme a la hora de retratar la inclusión, mostrando no solo besos, sino historias complejas entre personas del mismo género. Uno de los romances más queridos por niños y mayores es sin duda el de la princesa Chicle y la vampira Marceline, de Hora de aventuras, que incluyó, por supuesto, un beso entre las damas enamoradas. Pero puede que en el postapocalipsis nuclear, la afectividad entre chicas no llame tanto la atención. Pasemos entonces a Una casa de locos, una serie mucho más realista (bueno, todo lo realista que puede ser que una familia con 11 niños sobreviva al día a día). Una de las hermanas de Lincoln, Luna, se reveló como bisexual en un episodio en el que confesaba su crush por Sam… que era una chica, como descubríamos al final del capítulo; el acontecimiento tuvo lugar, por cierto, sin que los hermanos o padres de Luna levantaran una ceja al respecto. 

Un paso más allá fue la serie Steven Universe, que mostró la primera boda lésbica de la animación infantil: Ruby y Zafiro celebraron su amor a plena luz del día y ante todos sus seres queridos, y el beso con el que sellaron su romance nos enterneció el corazón. La canadiense Arthur también hizo historia con una boda gay, la de Mr Ratburn y Patrick, pero no llegó a mostrar el beso nupcial. 

Noticias relacionadas

Sin embargo, si una serie se lleva todos los dieces de la inclusión, esa es El príncipe dragón. Su pareja estrella está formada por las reinas Annika y Neha: monarcas de Duren, guerreras experimentadas y matrimonio enamorado como el primer día. No son la única pareja gay de la serie: los elfos Runaan y Ethari también están entre nuestros favoritos. 

Hay más ejemplos (y muchos más si hablamos de animación para adultos: Marge y Smithers en Los Simpson, Scandal y Knockout en Escuadrón suicidaHerbert Garrison en South Park, Todd en Bojack Horseman…). Curiosamente, la sociedad occidental no se ha desmoronado cada vez que dos personajes de animación del mismo sexo unían sus labios en pantalla. Tal vez porque tampoco sucede cuando lo hacen en la vida real.