Festival de músicas avanzadas

Sónar 2022: Pianos-robot, algoritmos e Inteligencia Artificial al servicio del artista digital

  • El italiano Davide Quayola presenta una instalación en el centro de Barcelona y ofrecerá un 'show' junto al músico Seta donde dialogarán humanos y máquinas

La instalación de Quayola en el Hotel ME de Barcelona, dentro del SonarExtra.

2
Se lee en minutos
Anna Abella
Anna Abella

Periodista cultural

Especialista en arte y libros, en particular en novela negra, cómic y memoria histórica

Escribe desde Barcelona

ver +

Inteligencia Artificial (IA), algoritmos, música techno y pianos-robot al servicio de la experimentación audiovisual y del artista digital, en este caso el italiano Davide Quayola, quien ha mostrado este miércoles, en el marco del Sónar, una instalación formada por tres pantallas de grandes dimensiones (3x15 metros), que podrá visitarse gratuitamente hasta el próximo sábado (de 12 a 22 horas) en el nuevo hotel ME, en pleno centro de Barcelona. En paralelo, Quayola presentará este viernes (20.30) ‘Transient’, un espectáculo audiovisual, tecnológico e inmersivo en SonarComplex (dentro del Sónar de Día) junto con el artista sonoro Andrea Santicchia, más conocido como Seta

En la instalación del ME, lo que aparece en bucle infinito en las pantallas ha sido grabado durante dos años en el estudio de Quayola en Roma. En el ‘show’ del viernes, ya sobre el escenario, habrá interacción con algoritmos improvisada en tiempo real. Serán dos pianos de cola, uno robótico, que toca las teclas solo, y otro normal, con un gran lienzo de proyecciones visuales naturalistas y abstractas que envolverán al público. "Será una ‘performance’ en vivo que propone una tensión entre humanos y máquinas y algoritmos y donde el artista intenta establecer un diálogo y una colaboración entre ambos y entre fuerzas aparentemente opuestas como lo real y lo artificial, lo figurativo y lo abstracto, lo clásico y lo moderno", explica Antònia Folguera, comisaria del Sónar+D. 

Instalación audiovisual 'Transient', de Davide Quayola, en el ME by Melià, en el marco del Sónar. 

/ MARC GONZÁLEZ / SÓNAR

Una parte de la música es interpretada y otra, generada algorítmicamente, añade. "Los creadores alimentan las máquinas con datos que el ordenador interpreta como ecuaciones matemáticas, que se pueden traducir a imágenes y sonidos, asignándoles colores, texturas, movimiento…". 

El instinto frente al algoritmo

Quayola, investigador multimedia, quita hierro a la Inteligencia Artificial. "Está muy bien, pero prefiero que los algoritmos me ayuden a encontrar cosas, no poner el foco en ellos. Los algoritmos aprenden a hacer muchas cosas que los humanos no podemos hacer pero al final, a nivel artístico, es el instinto el que me lleva a tomar decisiones, me dejo guiar por él. Uso los algoritmos y estas tecnologías para conectar la herencia cultural con el presente y con el futuro. Son herramientas que me ayudan a crear".  

Instalación audiovisual de Davide Quayola en el ME by Melià.

/ MARC GONZÁLEZ / SÓNAR

Quayola, como muchos artistas digitales, empezó acompañando actuaciones musicales con visuales animados. "Aquí la voluntad es poner las dos disciplinas creativas, la parte visual y la sonora y musical, al mismo nivel y en diálogo", añade Folguera. Así lo reivindica el italiano, quien ya en 2013 ofreció una pieza de gran formato en el Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) y busca llevar lo visual a primera fila del escenario. 

Noticias relacionadas

El artista también dará, este jueves en el nuevo Stage+D (13.30 h.), también en el Sónar de Día, una conferencia audiovisual sobre su trabajo con Inteligencia Artificial ayudado de siete pantallas. 

La instalación de Quayola en el ME forma parte de las tres intervenciones sonoras del SonarExtra. Las otra dos pueden escucharse en el Palau Güell, con un hiperórgano bajo la batuta del dúo berlinés gamut inc., y en la Fundació Tàpies, con ‘Sondear’, de Mika Vainio, y el ‘Museo del Sonido’, que recordará al desaparecido artista finlandés.