Crítica de cine

'Regreso a Reims': verdadero cine político

El documentalista Jean-Gabriel Péirot narra la historia de Francia en las últimas ocho décadas desde la perspectiva de la clase obrera

Un fotograma de ’Regreso a Reims’.

Un fotograma de ’Regreso a Reims’.

1
Se lee en minutos
Quim Casas

Regreso a Reims

Director  Jean-Gabriel Péirot

Género Documental

Estreno 9/6/22

Puntuación * * * *

El ciertamente inclasificable documentalista francés Jean-Gabriel Péirot narra en ‘Regreso a Reims’, un portentoso trabajo efectuado con el material de archivo, la historia de Francia en las últimas ocho décadas a partir de la perspectiva de la clase obrera. El filme toma como punto de partida el ensayo homónimo del filósofo Didier Eribon, publicado en 2009, al que pone voz la actriz Adèle Haenel, protagonista de ‘120 pulsaciones por minuto’ y ‘Retrato de una mujer en llamas’, entre otras. Voz concienciada, texto concienciado y cineasta concienciado, todo vertebrado hacia un mismo fin.

Si el texto es brillante, el montaje de imágenes existentes es de innegable coherencia. Péirot habla de sí mismo, por supuesto, de su desencanto ante la realidad francesa de los últimos años, pero su película tiene el alcance rotundo de un ensayo político sobre las formas con las que se desangra y desintegra la izquierda, cada vez más distante del que debería ser su proyecto -algo equiparable a todos los partidos de izquierda europeos-, y el auge de la extrema derecha. El periodo abarca desde poco antes de la segunda guerra mundial hasta la actualidad, pero Péirot tiene la habilidad para que tantos años, y tantos elementos, no se hagan cansinos o extenuantes. Si existe aún un verdadero cine político -no unas películas que juegan a ser políticas-, ‘Regreso a Reims’ es uno de sus mejores ejemplos.