Festival de Cannes

El ganador de la palma de oro en Cannes, Ruben Östlund, reivindica a Buñuel

Las películas del español, apuntó en conferencia de prensa, ‘eran entretenidas al mismo tiempo’ que trataban temas importantes

El ganador de la palma de oro en Cannes, Ruben Östlund, reivindica a Buñuel
2
Se lee en minutos
EFe

El director sueco Ruben Östlund reivindica un cine de autor que sea capaz de entretener y, tras ganar este sábado con ‘Triangle of Sadness’ su segunda Palma de Oro, señaló como artista de referencia al cineasta español Luis Buñuel.

 

Cuando estudiaba cine, de 1998 a 2001, pensaba que el cine de autor ‘se había vuelto un poco aburrido al tratar temas importantes de forma seria’, pero las películas del español, apuntó en conferencia de prensa, ‘eran entretenidas al mismo tiempo’.

 

Buñuel (1900-1983) ganó en Cannes la Palma de Oro ‘ex aquo’ en 1961 por ‘Viridiana’; el premio a la mejor dirección en 1951 por ‘Los olvidados’; el Premio Internacional en 1959 por ‘Nazarín’ y la distinción de la crítica internacional en 1962 por ‘El ángel exterminador’.

Para Östlund, su Palma de Oro en la clausura este sábado de la 75 edición del Festival de Cannes es la segunda, tras ‘The Square’ en 2017. La obtiene con una comedia escatológica e incorrecta que le sirve de sátira contra el capitalismo, el lujo y la obsesión por la imagen.

 

‘Alguien dijo que la primera Palma de Oro puede ser un accidente, pero la segunda...’ bromeó el director, que en la sección Una Cierta Mirada, la segunda en importancia de Cannes, también presentó ‘De ofrivilliga’ (2008) y ‘Snow Therapy’ (2014).

 

Películas ubicadas en estaciones de esquí de lujo (‘Snow Therapy’), en galerías de arte (‘The Square’) o en cruceros exclusivos (‘Triangle of Sadness’), lugares atractivos con los que dijo querer llamar la atención del público.

 

En su siguiente película, de la que avanzó que se llamará ‘The Entertainment System is Down’, juega con esos enclaves aspiracionales.

 

Tendrá lugar en un vuelo de larga duración cuya tripulación pide un aterrizaje de emergencia porque el sistema de entretenimiento se ha caído y se da cuenta ‘de lo peligrosa que es actualmente’ esa falta de estímulos.

 

‘Llevas al público a un lugar atractivo y lo fuerzas a discutir esos temas’, añadió el cineasta, que ve interesante cómo el cambio de contexto cambia los comportamientos, influye en las jerarquías y puede obligar a reconstruirlas.

Noticias relacionadas

 

Östlund recordó además que creció en los setenta y que en su casa eran frecuentes las discusiones políticas en un mundo que estaba dividido entre dos bloques, Este y Oeste. ‘Era como tener dos equipos de fútbol, eras de uno o del otro en lugar de coger lo bueno de cada sistema’, dijo el director, partidario de ‘superar ese pensamiento de los dos equipos’.