Primeras impresiones tras Eurovisión

Chanel: "No hemos trabajado para callar la boca a nadie"

La cantante, que obtuvo el tercer puesto en el festival, responde a las polémicas que se han originado en torno a su candidatura como representante de España en Turín

La representante de España en Eurovisión, Chanel junto a su equipo de baile durante la rueda de prensa ofrecida este martes en Madrid

La representante de España en Eurovisión, Chanel junto a su equipo de baile durante la rueda de prensa ofrecida este martes en Madrid / KIKO HUESCA/EFE

4
Se lee en minutos
Inés Álvarez
Inés Álvarez

Periodista

Especialista en programas de televisión y series

Escribe desde Barcelona

ver +

Quedó en tercer lugar, pero desde el sábado se mueve por el mundo como una verdadera ganadora. La de una edición de Eurovisión, la 66º, que le produjo en un principio las peores de las pesadillas -- al cuestionarse su elección en el Benidorm Fest en enero--, y que le está dando ahora grandes alegrías. Y aún entre nubes entraba esta mañana en el estudio del Prado del Rey de RTVE para responder a las preguntas de los periodistas y a las polémicas en una rueda de prensa, tras su baño de multitudes como reina indiscutible de las Fiestas de San Isidro madrileñas. "No hemos trabajado para callar la boca a nadie", declaraba para zanjar una de las polémicas que la rodean.

"Lo que hicimos en ese escenario no es a toque de varita de mágica. Sino de trabajo, energía mucha ilusión... La foto final no brillaría tanto sin el equipo de vestuario, sonido, iluminación...", insistía la cantante, siempre dada a conjugar el éxito en primera persona del plural. Los datos son concluyentes: más de 7, 7 milllones de espectadores, lo que supone un 50% de 'share', con picos de hasta el 70%, y más de 15 millones acumulados. En el campo digital son más de 64 millones de visualizaciones en vídeo, un incremento del 989% respecto de 2021, lo que coloca su actuación como la segunda más vista más con 9 millones (la de Ucrania tiene 13). Ante eso la cantante solo podía repetir una y otra vez: "¡Qué fuerte!", sin poder bajar de la nube.

Por eso insiste en que no piensa en quienes criticaron su elección en Benidorm Fest: "Soy una mujer positiva que mira el lado de las buenas cosas. No hemos trabajado para callar la boca a nadie. Hemos trabajado porque somos profesionales y por la candidatura. Se han colocado las cosas donde tenía que ser. Pero no les hemos enviado ningún mensaje", se esmeraba en recordar. Aunque sigue callando bocas. Y modificando opiniones. Como la de Cristiano Malgliogio , quien emitió el desafortunado comentario en la RAI de que no votaran a Chanel porque era una copia barata de Jennifer Lopez, y que le pedía disculpas mediante un vídeo. "Mi comentario ha sido malinterpretado. Nunca ha sido mi intención ofenderte. No he animado a la audiencia italiana. No me gusta lo que se está diciendo en España. Estoy muy triste. Si algo ha molestado, no era mi intención. Discúlpame. La canción seguro que tiene un éxito mundial", decía el italiano. Y acto seguido la cantante recibía un enorme ramo de rosas a modo de disculpas.

"Me enteré por mis niños", comentaba la cantante, que así llama a sus bailarines. "A nadie le gusta que le digan algo así. Es una comentario bastante desafortunado, pero valoro ponerte delante de una cámara y ofrecer disculpas", señalaba, siempre conciliadora. Una actitud que ha tomado también frente a quienes en un principio la atacaron en las redes y ahora le demuestran su admiración: "Sabemos quiénes son los nuestros y quiénes no lo son. Pero pienso que quien no estaba en el barquito de 'SloMo' qué bien que se haya subido".

Asimismo, ha dicho no haber estado atenta a los comentarios que aparecían el lunes en las redes sobre su persona. "No sé qué polémica hubo en Twitter, estuve durmiendo", ha asegurado. Aunque sabía de qué iban los tiros. "Cuando era pequeña y salía una chica racializada, quería ser ella. Ese tipo de ejemplos en la televisión te abren la mente y te das cuenta de que sí que puedes. A esas niñas les diría que sean libres, que no les condicionen, que no pierdan la pasión y que se vistan como quieran y como se sientan", ha dicho. A lo que Josh ha anadido: "Yo sí los he leído. Y si algún día soy padre, me gustaría que mi hijja fuera como ella". El apoyo incodicional de la que ya es su familia. Ese "nosotros".

Noticias relacionadas

En cuanto a la polémica sobre el error en el recuento de votos en algunos países, que de modificarse podría auparla al segundo lugar, la artista ha decclarado que ese no es asunto suyo. "Sinceramente, nosotros hemos hecho nuestro trabajo y ya está. Lo que tenga que pasar pasará" . A lo que María Eizaguirre, directora de comunicación de RTVE, ha aclarado que el ajuste de datos se ha hecho en otras ocasiones. "RTVE quiere despejar toda duda: hemos estado en contacto con la organización. Pero para nosotros el resultado es el que es. No está en juego la segunda plaza para España", ha insistido. "Y nos sentimos ganadores", ha enfatizado.

Asimismo, con respecto a si sentía que el triunfo de Ucrania no había sido justo por no responder a motivos meramente musicales, sino solidarios, la cantante aseguraba: "El mismo día de la final me levanté con la canción de Ucrania en la cabeza. Son unos artistas que se subieron al escenario como nosotros. Estamos contentos con nuestra posición y no miramos a lo demás". Y tras confesar sueños como el de cantar con Nathy Peluso y anunciar que "se vienen cositas" (¿cantar con Eleni Foureira, representante de Malta en 2018, podría ser una de ellas?) acabó la rueda de prensa, como no podría ser de otra manera: bailando el 'SloMo'. No en vano hoy es San Pascual Bailón. Aunque a ella no le hace falta excusa alguna.