Directora mexicana

Alondra de la Parra: "Veía que todos los directores eran europeos, hombres y viejos"

  • Capitaneará dos conciertos con 'La consagración de la primavera' como plato fuerte en los que debutarán jóvenes talentos, el pianista Eric Lu y el violonchelista Alejandro Gómez.

  • El festival Emergents ofrece 14 actuaciones en el Auditori para descubrir a nuevos valores nacionales e internacionales

Alondra de la Parra, este jueves, en el Auditori.

Alondra de la Parra, este jueves, en el Auditori. / Zowy Voeten

4
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

La directora mexicana Alondra de la Parra, una de las más destacadas de su generación, debuta con la OBC en uno de los conciertos estrella del festival Emergents del Auditori que, entre otros, permitirán descubrir al Eric Lu, fenomenal pianista norteamericano de origen chino y a Alejandro Gómez, violonchelista madrileño de 20 años, otro prodigio. El primero interpretará el este viernes el 'Concierto para a piano' de Schumann y el segundo, el 'Concierto para violonchelo núm. 1' de Shostakóvich, el sábado.

El violonchelisya Alejandro Gómez (izquierda) y el pianista Eric Lu.

/ Zowy Voeten

Música creada para la danza de los revolucionarios Ballets Rusos inspira el resto del programa: 'Preludio a la siesta del fauno', de Debussy', abrirá los conciertos y 'La consagración de la primavera' de Stravisnki, un puntal del siglo XX cuyo estreno en París en 1913 provocó un verdadero escándalo, los despedirá. "El lenguaje de Debussy es flotante, fantasioso, va hacia arriba mientras que en la obra de Stravinski, todo va hacia abajo, conecta con la Tierra. En ella, al principio, se contraponen las notas orgánicas del despertar de la naturaleza con una estructura más rígida y estrucrurada del ser humano. Es el conflicto del que tanto hablamos ahora sobre el planeta. En ella se escucha el llanto de la Tierra como nunca", señala con una pasión contagiosa. De la Parra, que vive entre Alemania y México, empezó como pianista pero desde los 13 años supo que lo suyo era la dirección de orquesta. El primero en animarla a seguir su sueño fue su padre "pero yo veía que todos los directores eran europeos, hombres y viejos. Pero eso ya no es así gracias a sitios como Auditori que buscan la diversidad exigiendo la excelencia. Hay que deshacernos de etiquetas", dice De la Parra, que de 2017 a 2019 fue directora musical de la Orquesta Sinfónica de Queensland (Australia).

"Uno aprende solo. Has de descubrir cuál es tu propia voz a partir de tu curiosidad, de corregir, de escucharte y de saber verte en el espejo"

A los 19 años, el primer director que confió en ella fue Kenneth Kiesler. "Todavía es mi maestro", apunta. "Me explicó muy bien en qué consiste ser director de orquesta: en servir a la música y a la orquesta". También aprendió con Simon Rattle, "observándole en sus ensayos". Sin embargo, confiesa: "Al final, uno aprende solo. Has de descubrir cuál es tu propia voz a partir de tu curiosidad, de corregir, de escucharte y de saber verte en el espejo. Has de preguntarte ¿Qué no está bien? y ser exigente para crecer. Yo, todavía me siento estudiante, aprendo todo el tiempo".

"Jamás me he sentido una mujer directora. Soy una artista con los oídos abiertos y el cerebro activo"

Noticias relacionadas

Aunque es de las mujeres que más destaca en el actual panorma sinfónico, no le gusta distinguir por géneros sino por capacidad. "Jamás me he sentido una mujer directora. Soy una artista con los oídos abiertos y el cerebro activo. Hay momentos en la música megamasculinos y otros, megafemeninos. A veces soy una princesa, un rey o un fauno. Soy lo que me dicta la música. Todos los seres humanos son femenino y masculino, en diferentes proporciones. A la hora de hacer música lo importante es exigir de la misma manera, a un hombre y a una mujer." Eso sí, garantizando la igualdad de oportunidades porque para que un director se curta ha de poder dirigir.

Su personalidad inquieta la ha llevado a desarrollar diferentes tipos de iniciativas, varias de ellas educativas. Piensa crear una academia de dirección y este verano estrenará el innovador espectáculo 'Sound of silence' que combina clown, música sinfónica y proyecciones. "Es un vehículo para atraer a nuevas audiencias que puede hacer cualquier orquesta". Se estrenará en México en julio y espera poderlo presentar en España a finales de año.

Maratón y conciertos

A partir de este jueves y hasta el domingo unos 200 intérpretes participarán en 14 conciertos dentro de una edición que incluye desde la música religiosa barroca con la Jove Capella Reial de Catalunya al jazz con Big Babo, la música moderna con el guitarrista Ernest Pipó y la música para banda, que estrenará el 'Concierto para dos trombones', de Ricardo Mollá con Polina Tarasenko e Iván Plaus. Emergents quiere no solo potenciar a los músicos del futuro pero también al público de mañana. Por 25 euros, los menores de 35 años podrán acudir a todos los conciertos del festival.

Como novedad, destaca una martón de música de cámara gratuita que empezará el sábado a las 11 de la mañana y durará de siete horas. Constará de seis actuaciones. Algunos de los músicos participantes han sido seleccionados por el programa europeo ECHO Rising Stars. El Konserthuset de Estocolmo presenta al violinista Johan Dalene, el Concertgebouw de Amsterdam a la flautista Lucie Horsch y el Barbican de Londres, el trompa Ben Goldscheider. Además Joventuts Musicals de Catalunya introducirá a la soprano Mireia Tarragó y al pianista Eudald Buch y el Concurs Internacional Maria Canals, al pianista Daumants Liepiņs, ganador de la edición de 2019.

Temas

OBC