Premios de la Academia de Hollywood

'El poder del perro' lanza su primer mordisco

Suma 12 nominaciones, por encima de las 10 de 'Dune' y las siete de 'Belfast' y 'West Side Story'

Estatuillas de los premios Oscar.

Estatuillas de los premios Oscar.

3
Se lee en minutos
Idoya Noain
Idoya Noain

Periodista

ver +

No todo el mundo era capaz de verlo en las sombras de la montaña, como ladrando con su boca abierta, pero tras el anuncio de las nominaciones a los Oscar que se entregarán el 27 de marzo en Los Ángeles, la ciudad en cuyas colinas las letras deletrean Hollywood, ya nadie puede dudar de la fuerza de ‘El poder del perro’. La última película de Jane Campion, una mirada rotunda, bella, oscura y violenta a la toxicidad masculina envuelta en las formas del wéstern, ha lanzado su primer mordisco en la feroz pelea por los premios de la Academia. La adaptación de la novela de Thomas Savage se ha colocado como favorita numérica con 12 nominaciones, por encima de las 10 de ‘Dune’ y las siete de ‘Belfast’ y ‘West Side Story’. Y puede hacer historia por partida doble.

La neozelandesa Campion se convierte en la primera mujer que aspira por segunda vez a la estatuilla por la dirección, a la que ya optó por ‘El piano’. Entonces la vio escapar ante el trabajo en ‘La lista de Schindler’ de otro realizador con el que se medirá en esta ocasión: Steven Spielberg, nominado por octava vez. Pero ‘El poder del perro’, que ha granjeado nominaciones actorales para Bennedict Cumberbatch, Kodi Smit-McPhee, Jesse Plemons y Kirsten Dust, hace además que Netflix, que estrenó simultáneamente en salas y en la plataforma, acaricie una vez más lo que tanto ansía y posiblemente merece: una coronación definitiva en los Oscar, que bañaría en oro su realidad de actor fundamental en cómo ven el cine hoy los espectadores.

Noticias relacionadas

Esa nueva realidad, asentada especialmente en los años de la pandemia, se ha plasmado en más nominaciones de estos Oscar. Porque los 9.847 miembros con derecho a voto de la Academia de Hollywood no han encontrado espacio entre las diez plazas de mejor película para nominar a la producción que más gente ha llevado a las salas, ‘Spider-Man: No way home’, que solo ha obtenido una nominación en efectos visuales, pero sí para títulos como “No mires arriba”, también de Netflix; ‘CODA’, el fenómeno de Sundance el año pasado que compró Apple TV+ o películas que HBO ha estrenado también a la vez en cines y hogares: ‘El método Williams’, ‘El callejón de las almas perdidas’ y la versión de ‘Dune’ de Denis Villeneuve.

El streaming puede dominar pero aún no ocupa todo el espacio y eso se ve en otras otras nominaciones de una Academia que mantiene su clasicismo pero también evidencia los esfuerzos de diversificación y globalización en sus filas que ha acometido los últimos años. Porque en su decálogo entran también trabajos como ese ‘Belfast’ con el que Kenneth Branagh, mirando su propia historia, también la hace (nadie antes había logrado acumular en su carrera nominaciones en siete categorías distintas), la mirada también semiautobiógrafica de Paul Thomas Anderson en ‘Licorice Pizza’, y, sobre todo, ‘Drive my car’, el trabajo de Ryûsuke Hamaguchi, que aspira también a los Oscar a dirección (como Branagh y Anderson), guion adaptado y película extranjera, un logro nada desdeñable en Hollywood para una película de tres horas en japonés.En esa última categoría también ha entrado la noruega “La peor persona del mundo”, con la que Joachim Trier luchará además por el Oscar a guion original, así como ‘Flee’, que ha sumado nominaciones en categoría de documental y de película de animación. Y aunque hay dudas sobre qué acogida tendrá en televisión y online la gala de unos Oscar sin auténticos "blockbusters' , que tras experimentos de los últimos años recuperará presentador (o presentadores), la fiesta del cine ha sentado sus bases para volver.