Polémica

‘Maus’, referente del Holocausto, número 1 en ventas tras ser vetado en un colegio de EEUU

  • La prohibición de la lectura del cómic de Art Spiegelman, por "uso innecesario de blasfemias y desnudez", logra que el ganador del Pulitzer 1992 se coloque en la cima de las listas de los libros más vendidos de Amazon

  • El dibujante, que en su obra contaba el horror vivido por su padre y su familia en los campos nazis, opina que la decisión de la junta escolar de un condado de Tennessee tiene un aire de "autocracia y fascismo"

Portada del cómic ’Maus’, de Art Spiegelman.

Portada del cómic ’Maus’, de Art Spiegelman.

4
Se lee en minutos
Anna Abella
Anna Abella

Periodista cultural

Especialista en arte y libros, en particular en novela negra, cómic y memoria histórica

Escribe desde Barcelona

ver +

Nada como una censura, una prohibición o una polémica para aumentar la popularidad del sujeto/objeto vetado. Así está sucediendo con ‘Maus’, la novela gráfica donde Art Spiegelman contó la persecución nazi contra su familia y el horror vivido por su padre en el campo de exterminio de Auschwitz. Referente indiscutible de la memoria del Holocausto y primer cómic en ganar un Pulitzer (en 1992), su lectura ha sido eliminada de un colegio de un condado de Tennessee, estado mayoritariamente republicano y parte del denominado 'Cinturón de la Biblia' de Estados Unidos, alegando "su uso innecesario de blasfemias y desnudez y su representación de violencia y suicidio". El efecto fue el contrario: en el momento de cerrar este artículo, la historia completa de ‘Maus’ se disparaba hasta el número 1 en ventas de libros en Amazon en Estados Unidos y otras tres ediciones figuraban entre los 20 primeros.

A finales de la pasada semana, cuando trascendió que el consejo escolar del condado de McMinn votó unánimemente (10 a 0) a favor de eliminar ‘Maus’ del plan de estudios para los alumnos de 13 y 14 años, vecinos de la comunidad se volcaron en divulgar el cómic ofreciendo incluso desde Twitter facilitar gratis el libro a aquellos jóvenes que lo desearan y diversas librerías facilitaban también su lectura. 

Desnudez y suicidio

La junta escolar, informa la agencia France Presse, consideró el contenido de ‘Maus’ "vulgar e inapropiado". Según las actas de la reunión celebrada el 10 de enero pero que no habían trascendido y fueron publicadas por el ‘Washington Post’, uno de sus miembros, Lee Parkison, argumentaba que "hay un lenguaje soez y desagradable en este libro", en concreto "ocho palabras vulgares, y una imagen de una mujer desnuda". 

El propio Spiegelman se encargaba de explicar, en la televisión estadounidense, que la única desnudez en el libro es "una imagen diminuta" que muestra a su madre tal como fue encontrada después de quitarse la vida "habiéndose cortado las venas en la bañera". 

El historietista Art Spiegelman, en su estudio. 


/ NADJA SPIEGELMAN

A otros miembros de la junta, además de la vulgaridad, les preocupaban las referencias al sexo prematrimonial, el suicidio y la violencia en general. "Muestra gente siendo ahorcada, gente matando niños. ¿Por qué el sistema educativo promueve este tipo de cosas? No es tan inteligente ni saludable", decía uno de ellos, Tony Allman, admitiendo que el Holocausto fue "horrible, brutal y cruel", pero aprovechando para referirse a anteriores caricaturas de Spiegelman para ‘Playboy’.

Viñetas de 'Maus'.

Art Spiegelman

"No disminuimos el valor de 'Maus' como una obra literaria impactante y significativa, ni cuestionamos la importancia de enseñar a nuestros hijos las lecciones históricas y morales y las realidades del Holocausto", añadía la junta, que consideraba que el cómic estaba "simplemente demasiado orientado a adultos para su uso" en sus escuelas.

"Miopía chiflada"

El propio Art Spiegelman, de 73 años, entrevistado por las cadenas CNN y NBC, mostraba su "total confusión" y "desconcierto" ante la acción de la junta escolar, que calificó, informa Reuters, de "miopía chiflada" y "orwelliana" y lamentaba que hubieran puesto el foco "en algunas malas palabras". El dibujante consideraba que la transcripción de la reunión de la junta de McMinn no dio "indicios" de motivaciones antisemitas, pero añadía que la prohibición "tiene un aire de autocracia y fascismo". Al leer ‘Maus’, apuntaba, muchos jóvenes le han transmitido que habían "aprendido cosas valiosas" sobre el Holocausto. "Tennessee es, obviamente, un lugar muy loco. Y lo que está pasando allí solo puede calificarse de demente". 

Página de 'Maus'.

Art Spiegelman

El miembro de la junta escolar John Cochran decía, según las actas, que disfrutó de partes del libro, pero lamentaba un pasaje en el que el padre habla con su hijo sobre la pérdida de la virginidad. Sobre la escena de la muerte de la madre apuntaba: "No fue explícito, pero estaba ahí. Ves las fotos desnuda, ves la navaja, la cuchilla donde la madre se está cortando. La ves tendida en un charco de su propia sangre".

Reacciones en redes

Noticias relacionadas

En las redes, la defensa de ‘Maus’ se multiplicó. Neil Gaiman, popular autor de ‘Sandman’, tuiteaba: "Solo hay un tipo de personas que votarían para prohibir ‘Maus’, como sea que se llamen a sí mismos en estos días". El Museo del Holocausto de EEUU elogió la obra por su "papel vital" en la educación sobre el Holocausto al "compartir experiencias personales y detalladas de víctimas y sobrevivientes".

Y pese a la unanimidad del voto, una exprofesora de historia, Julie Goodin, defendió en la reunión de la junta: "No hay nada bonito en el Holocausto, y para mí esta fue una excelente manera de representar un momento horrible en la historia". 

Temas

Cómic Libros