Recuerdo catódico

John Cobra y el episodio más bochornoso de la historia de España en Eurovisión

  • La gala de selección para la canción representante de RTVE en 2010 quedó marcada por la sonrojante actuación del rapero valenciano, que se enfrentó a los eurofans con insultos y echándose la mano a la entrepierna

John Cobra, en su polémica actuación en la gala de Eurovisión de 2010

John Cobra, en su polémica actuación en la gala de Eurovisión de 2010 / RTVE

2
Se lee en minutos
Julián García
Julián García

Periodista

ver +

El rapero y expresidiario valenciano Mario Vaquero Garcés, alias John Cobra, protagonizó el episodio más bochornoso de los 61 años de historia de Radio Televisión Española en Eurovisión. En la gala de selección de la canción para aquella edición del festival, la de 2010, John Cobra se encaró con el público, que le abucheó ruidosamente tras la cochambrosa interpretación de su pseudo-rap ‘Carol’. El músico, tenso como un alambre de espinas, se tomó mal los gritos e insultó al público asistente a la gala echando la mano a la entrepierna, entre otros gestos obscenos. “¡Comedme la polla! ¡Maricones!”, exclamó el airado rapero, mientras la presentadora, una Anne Igartiburu reina del aplomo, intentaba calmarle en vano.

Experto en pelea callejera, Cobra llegó a la gala de Eurovisión gracias a una monumental troleada de la web Forocoches, cuyos usuarios se movilizaron emitiendo una ingente cantidad de votos en su favor después de que hubiera sido descalificado en fases previas su candidato favorito, Chimo Bayo. Cobra, que había intentado ya sin éxito participar en la gala de 2009, salió a escena e interpretó una canción que, atendiendo bien a su letra, era una intensa e inesperada declaración de amor a su novia Carol: “Me has visto perder, me has visto ganar, me has hecho cambiar, me has hecho hasta llorar. Has estado en lo peor, quiero darte lo mejor, Hasta la muerte Carol ¡Te quiero, mi amor!”, recitaba el músico en compañía de su novia, con quien se acabó fundiendo en un inflamado beso que fue muy mal recibido por los eurofans.

Noticias relacionadas

El público asistente a la gala, consciente del troleo, abucheó sonoramente al artista residente en Puçol y él, muy poco diplomático, le regaló toda suerte de gestos obscenos e insultos burdos, mientras pedía a gritos "respeto y educación". Igartiburu intentó frenar su ira con aquel ya histórico “cariño, tranquilo” mientras le acariciaba la cabeza, pero la situación parecía no tener freno. "¡Os quiero! ¡Viva Forochoches!", aullaba Cobra en plena bronca. Cuando el rapero, que había pasado dos años y tres meses en la cárcel por dar una paliza a dos personas que intentaron robarle, parecía que abandonaba al fin el escenario, el llorado José María Iñigo, que formaba parte del comité de selección, le espetó: “Lo que has hecho aquí te descalifica para siempre". Cobra, naturalmente, no se anduvo con rodeos y le contestó: “Me da igual, yo soy yo mismo, y al que no me quiera como soy que le den por el culo".

En la gala se eligió finalmente a Daniel Diges como representante por España con la canción ‘Algo pequeñito’.