Narcís Comadira, "viejo y vago", celebra su 80 cumpleaños con un nuevo poemario

El poeta catalán vuelve tras cinco años de silencio con 'Els moviments humans'

Narcís Comadira, este viernes.

Narcís Comadira, este viernes. / Joan Mateu Parra

3
Se lee en minutos
Laura Zapater

El poeta, escritor y pintor catalán Narcís Comadira (Girona, 1942) publica desde hace algunas décadas un libro cada cinco años. Este 2022, pocos días antes de su 80 cumpleaños, ha tocado 'Els moviments humans' (Edicions 62), la cuarta parte de una colección de poemarios de la que también forman parte 'Manera negra', 'Lent' y 'Llast'. "Estos libros van juntos, son como cuatro capítulos. 'Els moviments humans' complementa a los últimos", explica el artista. En estas fechas también ha coincidido la reedición de 'Cants' de Giacomo Leopardi (Proa), libro que el poeta tradujo al catalán.

El título del libro viene de un verso de Dante en la 'Divina Comedia' en el que san Bernardo se dirige a la Virgen María: "Que tu vigilancia venza a los movimientos humanos". La palabra movimientos se ha interpretado como pasiones, ímpetus, impulsos, desórdenes. Comadira explica que de eso precisamente trata el libro, de las emociones.

El poemario está compuesto por tres partes. El prólogo titulado como el mismo libro (en 'Manera negra', es el epílogo) trata las emociones y reflexiones que su visita al cementerio central de Viena le provocó. En este están enterrados compositores clásicos como Schubert y Beethoven. Pero Mozart no se encuentra entre ellos por la muerte tan desagradable que padeció -sobredosis de su medicina contra la sífilis-. "He querido atribuir los movimientos a estos músicos", expresa el gerundense.

Introducidos por un dibujo del artista -un árbol- siguen al prólogo 40 poemas más. Comadira ha querido transmitir sus emociones a partir de imágenes sobrecogedoras, fuertes y también bonitas. Trata todo tipo de temas, desde la procesión del Corpus de Girona a la política, con los hechos del 1 de octubre de 2017 y las manifestaciones de la plaza de Urquinaona en Barcelona. "Algunos hechos en concreto provocan los poemas, pero no son descripciones", aclara.

Estos escritos destacan por la sutileza y la carga emocional, que son rasgos muy característicos de su estilo. "Quiero que mis poemas puedan perdurar en el tiempo con las rimas, la sintaxis, lo que transmiten", relata Comadira. Él mismo ha querido destacar que 'Els moviments humans' no es un dietario. Precisamente, los poemas no están ordenados cronológicamente, sino por orden alfabético.

La pandemia

'Fantasmes de la nit. Un nocturn', el poema final, que funciona como epílogo, es un encargo teatral, un monólogo sobre la sensación de la pandemia con verso elástico. "Me gusta la ondulación que tiene -cuenta el poeta-. Al principio era muy estricto con la métrica porque era lo que me habían enseñado mis maestros, pero la música y sus recursos me han ayudado e inspirado a ser más transversal". Comadira también ha escrito letras para canciones de músicos como el pianista Jordi Sabatés, del cual ha lamentado su muerte.

'Els moviments humans' es su poemario número 23 y muy probablemente el último. Comadira admite que está ya "viejo y vago" como para seguir escribiendo a su ritmo habitual. El artista expresa que le cuesta encontrar la inspiración: "Necesito que las musas me visiten, no puedo levantarme temprano por la mañana y ponerme a escribir".

Noticias relacionadas

La voz de Leopardi

Sobre el poemario de Leopardi, Comadira considera que es "una voz poética imprescindible que enriquece el catalán". Para la nueva edición de este libro de 2004, el poeta dibujó la ilustración de la portada. Los árboles en esta están pintados en tonos azulados y de noche porque, según el gerundense, la Luna es muy importante en 'Cants'. "Además, nos pareció curioso que tanto la cubierta de este libro como la ilustración en 'Els moviments humans' sean árboles", añade el artista.

Temas

Poesía