Cara y cruz de la maternidad

Marta Barrio destapa el calvario de los abortos al límite en 'Leña menuda'

La autora ganó el Premio Tusquets con una novela con voluntad de trascender la historia individual

La escritora y editora Marta Barrio, en una visita a Barcelona. 

La escritora y editora Marta Barrio, en una visita a Barcelona.  / Zowy Voeten

2
Se lee en minutos
Elena Hevia
Elena Hevia

Periodista

ver +

El drama de una mujer que desea llevar adelante un embarazo pero un diagnóstico médico tardío la obliga a tomar una decisión radical y los obstáculos que encuentra en ese camino son la espina dorsal de la novela ‘Leña menuda’, con la que la editora y escritora Marta Barrio obtuvo el Premio Tusquets de novela. A sus 35 años, es la autora más joven en hacerse con él. Una juventud que es la piedra de toque de asuntos como la interrupción voluntaria del embarazo y la maternidad, que aunque lo parezcan no están del todo resuelta para las mujeres de su edad. “Vivimos en la incertidumbre incluso tomando la decisión de ser madres. Yo soy la única de mis amigas que tiene hijos, en parte porque soy de las pocas que logré muy pronto un trabajo estable. Ellas siguen precarizadas con contratos de prácticas, lo que supone también una forma de infantilizarlas”.

Ser madre o no serlo. Si se decide abrir el foco y observar el problema del aborto en otras latitudes se aprecian sus vertientes oscuras: la conversación con Marta Barrio tuvo lugar mientras en el estado de Texas la mayoría conservadora lograba echar adelante una de las leyes más restrictivas del derecho al aborto y  el Tribunal Supremo estadounidense decidía no oponerse a ella. En Italia, grupos de católicos ultraconservadores cercanos a Salvini han llegado a crear un cementerio donde se entierra a los nonatos y se hacen públicos en las cruces los nombres de las gestantes, sin el consentimiento de estas. Mucho más cerca está el acoso que los antiabortistas orquestan contra las mujeres que acuden a las clínicas para poner fin a sus embarazos en buena parte de las ciudades españolas, Barcelona incluida.  Vidas cercanas

Noticias relacionadas

Barrio es madre de una niña de tres años y su caso poco tiene que ver con la de su protagonista, pero se siente muy unida a la experiencia concreta de una amiga, que más tarde nutrió con otras historias, obligada a pasar por el calvario de la interrupción, muy dificultosa al detectarse un problema en el feto más allá de los plazos legales en España. “Me baso en el caso de una alguien que hace 15 años tuvo que irse a Estados Unidos, porque allí en el estado de Colorado la ley es menos restrictiva y se puede abortar hasta la semana 35, gracias a una progresión económica que va desde los 10.000 euros hasta los 40.000 si te encuentras en ese límite”. La autora menciona al doctor Walter Hern, un defensor de los derechos de la mujer a este respecto que en la ciudad de Bulder ha resistido, tiroteos incluidos, frente a la violencia de los grupos de presión locales. “Pero claro -apostilla Barrio- el ‘turismo’ abortivo no deja de ser un privilegio de clase ya que la población por debajo del umbral de la pobreza tiene incluso dificultades en tomar la decisión de no embarazarse”.

Aunque con otros referentes y otro estado de la cuestión, Barrio admite haber tenido un modelo a seguir en 'El acontecimiento' de la gran Annie Ernaux, el preciso y descarnado relato de su temprana experiencia con el aborto. “Me interesaba el aspecto de cómo una historia personal puede trascender a algo más universal y el hecho de que el destape íntimo pueda ser algo subversivo simplemente por la representación de una realidad que hasta el momento no estaba contada”.  

Temas

Libros Aborto