Resumen del año cultural

Las 10 mejores películas internacionales de 2021

Imágenes de ’El poder del perro’, ’Annette’, ’Petite maman’ y ’Dune’

Imágenes de ’El poder del perro’, ’Annette’, ’Petite maman’ y ’Dune’ / El Periódico

3
Se lee en minutos
El Periódico

Sí, es cierto que las salas de cine se han vaciado por culpa de la pandemia, pero solo de espectadores; a lo largo de 2021, en cambio, se han estrenado en pantalla grande (y en 'streaming') tantas películas magníficas procedentes de todas partes del mundo que, con las que se han quedado fuera de esta lista, podríamos haber elaborado otra igual de exquisita, o casi. 

‘Una joven prometedora’, de Emerald Fennell

Recurre a métodos como la hiperestilización formal, el desinterés general por la verosimilitud y los coqueteos con la comedia negra y el esperpento para reflexionar furiosamente sobre el dolor, la culpa y la misoginia endémica que nos rodea.

'Los Mitchell contra las máquinas’, de Michael Rianda


Combina momentos de ciencia-ficción grandiosa con otros de irresistible intimismo emocional y estallidos de pura locura, y entretanto resulta tan deslumbrante a nivel visual que cabe preguntarse por qué el resto de películas animadas no se parecen a ella.

‘Dune’, de Denis Villeneuve


Exhibe una claridad narrativa incontestable, una estética rigurosa e imponente y una capacidad singular para generar tensión para demostrar qué equivocados estaban quienes dijeron que el libro homónimo de Frank Herbert era inadaptable a la pantalla.

‘The Velvet Underground’, de Todd Haynes


Obra magnética, trepidante, seductora e intrigante, usa la música de la Velvet y un esquema visual inspirado en los modos del cine experimental para envolvernos del mismo tipo de atmósfera hipnótica que poseen canciones como ‘Venus in Furs’ y ‘Heroin’.  

‘El caballero verde’, de David Lowery

Utiliza la épica aventura de su protagonista para reflexionar sobre el conflicto del ser humano con la naturaleza, con la religión y consigo mismo, y en el proceso se muestra desconcertante e hipnótica, aterradora y sensual, y sobrecogedora a niveles visual y moral.

‘La ruleta de la fortuna y la fantasía’, de Ryūsuke Hamaguchi

Confirma a su director como uno de los grandes retratistas de personajes femeninos del cine actual, excepcionalmente dotado a la hora de ofrecer hondura emocional -y humor, y sensualidad, y mordacidad- desde la contención y la sutileza.

‘El poder del perro’, de Jane Campion

Un apabullante ejercicio de subversión de los arquetipos del ‘western’, que se sirve de un grupo de personajes increíblemente complejos y matizados y un control absoluto del ‘tempo’ narrativo para ir creando una atmósfera de tensión cada vez más irrespirable.

‘Titane’, de Julia Ducournau

Incluye creativas escenas de violencia homicida, sexo entre una mujer y un coche de motor rugiente y fluidos corporales nunca antes vistos en un ser humano. Ahora bien, quien la vea como un mero acto de provocación, quizá debería verla de nuevo. 

'Petite maman’, de Céline Sciamma

Minúscula en términos de metraje -apenas 70 minutos- pero absolutamente enorme por su envergadura, aúna la retórica de los cuentos infantiles con la de los relatos de viajes en el tiempo para reivindicar con gran ternura y sorprendente hondura el poder de la imaginación para lidiar con la pérdida y entender emociones demasiado íntimas para ser explicadas. 

‘Annette’, de Leos Carax

Noticias relacionadas

El sexto largometraje de Carax en 36 años es el primero de su carrera que ha rodado en inglés, su primera incursión oficial en el cine musical y su única colaboración hasta la fecha con el dúo californiano Sparks, pero por lo demás es tan tan excesivo, ensoñador, melodramático, grotesco y devastador como el resto de su obra. Centrado en la historia romántica, febril y trágica de una pareja de amantes dedicados al mundo del espectáculo, avasalla gracias a su asombrosa exuberancia formal, nutrida a partes iguales de sofisticación y gusto por lo ‘kitsch’, a la la inspiración poética que le da fuelle escena a escena y a la pasión y el fervor que logra transmitir con cada uno de sus planos. Y mientras lo hace funciona como retrato del lado más patológico, nocivo e intolerable del ‘show business’ pero también como devota celebración del arte y sus inmensas posibilidades. Pero, sobre todo, como una certificación del genio único de Léos Carax.

La lista de mejores películas internacionales del año ha sido elaborada con las votaciones de Nando Salvà, Quim Casas, Desirée de Fez, Eduardo de Vicente, Juan Manuel Freire, Julián García, Beatriz Martínez y Rafael Tapounet