Antiguo Egipto

Una misión catalana halla una tumba egipcia saíta sellada e intacta

  • La expedición de la UB que excava en el yacimiento de Oxirrinco también descubre otra tumba con un sarcófago antropomórfico femenino y criptas bizantinas y romanas, algunas con lenguas de oro

Restos humanos hallados en la última campaña de la misión de la UB en Oxirrinco.

Restos humanos hallados en la última campaña de la misión de la UB en Oxirrinco. / UB

2
Se lee en minutos
El Periódico

La misión encabezada por la Universitat de Barcelona (UB) que excava en la antigua ciudad de Oxirrinco, uno de los mayores yacimientos egipcios, ubicado en la provincia de Minia, ha hallado dos tumbas saítas de la Dinastía XXVI (664-525 aC.), la última nativa que gobernó el Antiguo Egipto antes de la conquista de los persas. 

En una de las sepulturas se ha descubierto un sarcófago de piedra caliza antropomórfico femenino, la tapa del cual se hallaba algo desplazada. En su interior había un amuleto de piedra de un reposacabezas de excelente calidad. Según Maite Mascort, que lidera la misión junto a Esther Pons, la segunda tumba «estaba completamente cerrada y sellada y la misión la abrió por primera vez durante las excavaciones». 

Dentro de ella había otro sarcófago antropomórfico, este masculino, con una momia rodeada de diversos amuletos, entre ellos, escarabeos, una figura del dios Horus, dobles plumas, corazones..., pero también un escarabeo de corazón y piezas tubulares y esféricas de fayenza pertenecientes a la red funeraria que cubría el cuerpo. Según informa la UB, conservaba todo el ajuar funerario: los cuatro vasos canopos con las vísceras momificadas en su interior, unos 400 ushebtis, estatuillas que debían servir al difunto en el más allá, y un jarrón de cerámica con restos de vendas.

Una de las sepulturas halladas en Oxirrinco.

/ UB

Para Mascort y Pons, la importancia del hallazgo radica en que la tumba saíta hallada sellada está intacta y tiene una estructura arquitectónica distinta a las halladas hasta ahora en Oxirrinco. 

Lenguas de oro

Además, la misión, que termina campaña el 10 de diciembre, ha encontrado cinco criptas bizantinas, tres tumbas de época romana con momias, una de ellos con cartonajes polícromos, y tres con una lámina de oro sobre la lengua. 

«Este era un ritual de protección del difunto característico de la necrópolis romana de Oxirrinco», donde ya se han recuperado hasta ahora 14 de estas lenguas, apuntan las investigadoras. 

Lenguas de oro halladas por la misión de la UB en Oxirrinco.

/ UB

Noticias relacionadas

Por su parte, el director general de Antigüedades de Egipto Central, Yamal al Samastawi, recordaba que la misión española ha estado trabajando en el área arqueológica de Bahnasa durante casi 30 años, en los cuales ha encontrado muchas tumbas que datan de las épocas saíta, grecorromana y copta.

La antigua ciudad egipcia de Oxirrinco es considerada uno de los sitios arqueológicos más importantes de la Egiptología por su riqueza en los artefactos hallados así como los miles de papiros desenterrados, que aún se siguen estudiando.