Muestra en Barcelona

El Museu del Disseny reorganiza su colección con una nueva exposición permanente

  • La muestra 'Objectes comuns. Històries locals, debats globals' reúne 274 piezas y 34 documentos originales

Visitantes en la nueva exposición permanente del Museu del Disseny. 

Visitantes en la nueva exposición permanente del Museu del Disseny.  / Museu del Disseny

1
Se lee en minutos
El Periódico

El Museu del Disseny de Barcelona propone desde este viernes una nueva mirada a la colección del centro en la exposición permanente 'Objectes comuns. Històries locals, debats globals', que supone la primera gran reorganización del equipamiento desde su inauguración en 2014 para acercar el diseño al público.

La muestra, comisariada por el historiador y diseñador Oriol Pibernat, se ha instalado en un espacio más accessible para el visitante, en un lugar central de la planta 0 del edificio, lo que convierte la exposición en la puerta de entrada al museo. Con estos cambios, el Museu del Disseny pretende dinamizar y dar a conocer más a fondo la colección propia del museo.

La reestructuración ha comportado una ampliación de la colección con cerca de un centenar de piezas nuevas piezas que la completan y actualizan. En total, la muestra reúne 274 piezas y 34 documentos originales.

Una de las salas de la nueva permanente del Museu del Disseny.

/ Museu del Disseny

El objetivo es poner de manifiesto el enorme impacto social, estético y cultural del diseño, capaz de convertir objetos comunes en piezas ejemplares y relevantes culturalmente. La exposición evidencia de qué manera el diseño dialoga con los grandes temas de la contemporaneidad e intenta aportar respuestas a los retos colectivos como sociedad. Enseña también cómo el diseño vincula el pasado, que le otorga profundidad histórica, con el presente, que le proporciona actualidad temática.

Vínculo con Barcelona

Noticias relacionadas

Otro de los ejes de la nueva exposición permanente es el vínculo entre el diseño y Barcelona, reflejando la importancia que ha tenido esta disciplina en la ciudad.

Entre las piezas que se pueden ver en la exposición figuran iconos del diseño autóctono como la silla Butterfly o BFK, las butacas Catalana y del Gatcpac, las luces Disa de Coderch, las vinagreras Marquina, el palo de fregar, el banco Catalano de Òscar Tusquets y Lluís Clotet, o la motocicleta Impala.