Exposición en Barcelona

'Frida Kahlo, la vida de un mito': inmersión en la artista a través de la inteligencia artificial

La muestra en Ideal de Barcelona usa realidad virtual y proyecciones para relatar los acontecimientos más importantes de la biografía

Manu Mitru

3
Se lee en minutos
Laura Zapater

'Frida Kahlo, la vida de un mito' es dar una vuelta de tuerca a la biografía de Frida Kahlo (Coyoacán, México,1907-Coyoacán, 1954). Ideal, Centre d’Arts Digitals de Barcelona se ha propuesto explicar la vida de la artista mexicana de una forma completamente nueva: a través de realidad virtual, proyecciones e inteligencia artificial. La "experiencia" -tal y como la denomina Jordi Sellas, el director ejecutivo del centro- se estrenará a nivel mundial el miércoles 1 de diciembre en Ideal.

Innovación

No confundirse, la muestra no cuenta con ninguna pintura de Kahlo. En ella, lo que se ve son fotografías, documentos y metraje que no se han visto nunca juntos. El Centre d’Arts Digitals es un espacio que usa la tecnología para hacer didáctica sobre un tema, en este caso el recorrido de una de las mujeres artistas más importantes de la historia del arte, que sigue siendo muy actual y relevante.

La apuesta de Ideal es innovadora. Es una manera de digitalizar el arte y hacerlo más accesible para todo tipo de públicos. Sellas asegura que desde que abrieron el centro en 2019, cada vez más gente ha acudido a ver las exposiciones. Esto se debe a que, según el director ejecutivo, las artes digitales interesan.

Sellas explica que se trata de un estreno mundial, puesto que ya tienen previsto exponer 'Frida Kahlo, la vida de un mito' en otras ciudades alrededor del mundo. El director ejecutivo de Ideal asegura que tienen "muy buenas expectativas".

Aunque esta es una exposición ideada en Barcelona, se han tenido siempre en cuenta las tradiciones y la historia de México. 'Frida Kahlo, la vida de un mito' es "de kilómetro cero con visión mexicana -dice Sellas-. Se ha trabajado desde los dos lados del océano Atlántico para idear y llevar a cabo la muestra". Sellas también considera que la sensibilidad artística se puede apreciar en la muestra.

Espacios y obras

Nada más entrar en la exhibición, a los visitantes les da la bienvenida un altar dedicado a la artista. El típico mexicano. Decorado con flores de cempasúchil, agua, una fotografía de Kahlo, papel picado... Muy fiel a la tradición. Este altar adentra al público en la exposición como los altares adentran a las personas en el mundo de los muertos.

En el pasillo que lleva a las diferentes salas del centro, se encuentra un avance, una introducción, de todo lo que se verá. Es como un resumen de la biografía. Explica su infancia y su adolescencia, el accidente de bus en el que se vio involucrada y que podría haber sido fatal, sus pasiones (la pintura, el activismo político y el amor), sus problemas de fertilidad por culpa del accidente, sus viajes por Estados Unidos y Europa y cómo se convirtió en un icono.

Este pasillo desemboca en las sala 3, donde se trata el brutal accidente que sufrió y su periodo de convalecencia. En este espacio se encuentra la pieza 'El instante', formada con imágenes superpuestas de una figura que se rompe en pedazos y se vuelve a construir.

Las pinturas de Kahlo siempre fueron muy propias. La artista usaba colores muy vivos. Sin embargo, siempre representaba su dolor, tanto el físico como el psicológico. En 'El universo de Frida', una pequeña sala con espejos, se proyectan calaveras, colibrís, flores, monos... Es un paisaje onírico con los elementos que tanto la caracterizaban.

Noticias relacionadas

La joya de la corona está en la sala principal: una proyección de 360º de la biografía completa de la artista. Entrar en un cubo gigante con las fotografías que hicieron a Kahlo, efectos visuales, música y transiciones preciosas por todas partes es impresionante. La proyección dura media hora y se va repitiendo en bucle, cosa que es bastante tiempo. Aun así, se puede estar la media hora entera, que nadie se da cuenta de que el tiempo ha pasado. Las fotografías y todo su arte envuelven a los visitantes para dejarlos embobados.

La guinda del pastel llega con las gafas de realidad virtual porque es donde la exposición se vuelve por completo una experiencia inmersiva. 'Frida Kahlo, la vida de un mito' va más allá y adentra al espectador en el mundo de la artista. En este espacio los visitantes exploran su vida, su imaginario y la muerte tal y como la conciben en México.