Crítica de música

Brahms con nombre de mujer

  • Alexandra Conunova brilla en el ‘Concierto para violín’ del músico romántico dirigida por la maestra Ruth Reinhardt

Alexandra Conunova y Ruth Reinhardt durante la actuación.

Alexandra Conunova y Ruth Reinhardt durante la actuación. / May Zircus

1
Se lee en minutos
Pablo Menéndez-Haddad

El último programa de la OBC se ofreció con una importante modificación, ya que, ante la baja de la violinista Patricia Kopatchinskaja, se canceló el estreno local de ‘Corpo elettrico’, de Luca Francesconi, coencargo con la Filarmónica de Radio France, la Casa da Musica Oporto y las orquestas de Bamberg, Los Ángeles y Cincinnati. Se mantuvo en el podio a la directora alemana Ruth Reinhardt y en los atriles la ‘Séptima Sinfonía, Tragica’ de Dvórak, que despidió la feliz velada.

Noticias relacionadas

En lugar del frustrado estreno el conjunto catalán propuso dos obras igualmente interesantes, como ‘Zárlivost’ (‘Celos’), el teatral y descriptivo preludio de la ópera ‘Jenufa’ que Janácek eliminaría para cambiarlo por una breve introducción y cuya interpretación –la OBC lo incorporaba a su repertorio– hizo añorar el regreso de este título fundamental a la cartelera barcelonesa.

Pero el violín como instrumento solista no estuvo ausente del programa, ya que se contó con la virtuosa Alexandra Conunova que se lució en el ‘Concierto para violín’ de Brahms, obra que por muy programada que sea –el martes sonará de nuevo en el Palau– siempre resulta un placer. Ganadora de varios premios por su dominio técnico y expresivo, Conunova brilló en sus intervenciones, especialmente en el popular y agitanado último movimiento, muy cómoda junto a una OBC bien guiada por Reinhardt, quien regresaba a Barcelona después de su debut en el Auditori el curso pasado. Como propina Conunova regaló unas aplaudidas variaciones sobre temas de su tierra, Moldavia.