Reposición

'Rigoletto' vuelve al Liceu con un reparto de ensueño

  • La ópera sube a escena este domingo con el barítono inglés Christopher Maltman, la aclamada soprano rusa Olga Peretyatko y el tenor francés del momento, Benjamin Bernheim, que debuta como duque de Mantua

  • La producción firmada por la directora Monique Wagemakers, estrenada en el coliseo en 2017, está capitaneada musicalmente por el maestro Daniele Callegari

El barítono Christopher Maltman y la soprano Olga Peretyatko en un momento de ’Rigoletto’, de Verdi, en un ensayo en el Liceu.

El barítono Christopher Maltman y la soprano Olga Peretyatko en un momento de ’Rigoletto’, de Verdi, en un ensayo en el Liceu. / David Ruano

4
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

La producción de 'Rigoletto', de Giuseppe Verdi, dirigida escénicamente por Monique Wagemakers con una puesta en escena moderna y minimalista, de líneas puras y frías y con un Rigoletto sin la joroba de bufón regresa al Liceu a partir de este domingo. La ópera de Verdi, cuyo argumento se inspira en 'Le Roi s’amuse' de Victor Hugo, destaca en la temporada del 175º aniversario del Gran Teatre. Este domingo se realizará la primera función con la orquesta capitaneada por el maestro italiano Daniele Callegari y un 'cast' fantástico. Incluye el debut del francés Benjamin Bernheimn, uno de los tenores más solicitados, que se estrena como duque de Mantua en su primera ópera escenificada en España, rol en el que se alternará con otros destacados tenores: Saimir Pirgu y Josep Bros. El barítono inglés Christopher Maltman encarnará en la función inaugural a Rigoletto, un papel que siempre le ha apasionado y que nunca ha representado antes en el Liceu, alternándose en el resto de funciones con el alemán Markus Brück. Otra estrella internacional, la soprano Olga Peretyatko, que este septiembre cantó en Hamburgo con Bernheim 'Les contes d’Hoffmann' asumiendo los cuatro personajes femeninos de Olympia-Antonia-Giulietta-Stella, asumirá el rol de Gilda en el estreno. Otra destacada cantante, Aigul Khismatullina, se repartirá con ella las funciones 15 funciones previstas entre el 28 de noviembre y el 19 de diciembre.

Abuso de poder

En esta producción, estrenada hace 20 años en Amsterdam y presentada por primera vez en el Liceu en 2017, todo se centra en la relación entre los personajes, marcada por el miedo, el abuso de poder y la opresión. "El duque abusa de Rigoletto y este de su hija Gilda, una chica de 16 años que busca su identidad". Rigoletto le niega la verdad para protegerla y le prohíbe dejarse ver fuera de casa sin darse cuenta de que ello provocará que Gilda se enfrente a él y caiga en las garras del duque. La pureza de líneas de la escenografía de Michael Levine -un cuadrilátero basculante que tanto sirve para representar la corte o la casa del bufón que da título a la obra- y los vivos colores del vestuario de la oscarizada diseñadora Sandy Powell, inspirado en la corte veneciana del siglo XVII, enmarcan esta propuesta que combina pasado y presente.

Para Maltman, que se estrenó como Rigoletto hace cuatro años, este es el rol de sus sueños. "Esta es mi sexta producción. Cuando estudiaba música no paraba de ensayar sus arias". Hace 20 años se preguntaba si algún día llegaría a debutar con el exigente rol. Cuando se lo ofrecieron en la Ópera Estatal de Viena, no dudó. "Solo hubo seis días de ensayo y estaba aterrorizado. Quizás no fue el mejor Rigoletto pero cuando surge una oportunidad has de ir a por todas". Con la experiencia adquirida, ahora disfruta en cada función pese al desgarrador final de la ópera. "Este drama es eterno porque muestra cómo pese a todos los esfuerzos de un padre para mantener a su hija a salvo, no lo consigue. Para mí es difícil de interpretar porque tengo hijos de esa edad y entiendo los riesgos que comporta la búsqueda de tu identidad".

Paso adelante

Bernheim, "feliz de debutar en una institución como el Liceu", admite que el rol del todopoderoso duque es muy distinto a los personajes que suele interpretar, "mucho más humanos como Werther o Hoffmann". Este nuevo personaje, que canta la famosa aria 'La donna è mobile', supone un paso más en su ascendente carrera. Para meterse en su piel se lo ha imaginado como si fuera "el rey de Instagram, alguien intocable". Y añade: "Tiene todas las respuestas, puede destruir a quien le de la gana". Es la primera vez que ha tenido tiempo para preparar técnica y físicamente el rol que siempre ha considerado "un fantástico ejercicio vocal porque me ayuda a mantener la voz fresca".

Benjamin Bernheim como Duque de Mantua (centro), en una escena de 'Rigoletto' durante un ensayo en el Liceu.

/ DAVID RUANO

Noticias relacionadas

Peretyatko, con experiencia en Gilda, el rol que más ha interpretado -"debuté en él junto al barítono Joan Pons en Toledo"-, no ha tenido grandes dudas acerca de su personaje. No obstante, siempre se aprende algo porque la lectura de cada director tiene algo de particular. "Esta versión es muy potente, intensa. En esta Gilda no es la típica chica que ama a su padre con ternura sino una adolescente que busca su libertad, que se enfrenta a él y por eso actúa como actúa", comenta la soprano, que ha aprovechado el parón de la pandemia para ser madre. "El nacimiento de Maya me ha dado mucha seguridad. A las tres semanas de dar a luz estaba dando un concierto. Mi voz no se ha resentido. Lo que sí ha cambiado son mis prioridades. Ahora son diferentes, sé qué es lo importante en mi vida".

'Rigoletto', de Giuseppe Verdi

Dirección escénica: Monique Wagemakers

Dirección musical: Daniele Callegari

Intérpretes: Benjamin Benrheim, Christopher Maltman, Olga Peretyatko, Grygory Shkarupa, Rinat Shaham, Stephano Palatchi, entre otros

Lugar: Gran Teatre del Liceu

Fechas: Del 28 noviembre al 19 de ciciembre

Temas

Liceu