El gran salto del autor de ‘El madrileño’

C. Tangana, a la conquista de América en los Grammy Latinos

C Tangana, en una imagen promocional

C Tangana, en una imagen promocional / Sony Music

  • El artista acude a la gala de este jueves en Las Vegas con seis nominaciones y dispuesto a ofrecer una actuación inspirada en su ‘tiny desk’ que propulse su proyección en Estados Unidos y Latinoamérica

6
Se lee en minutos
Jordi Bianciotto
Jordi Bianciotto

Periodista

ver +

¿La prueba de fuego para C. Tangana? Su disco ‘El madrileño’ se diseñó en parte con la vista puesta al otro lado del Atlántico (esas colaboraciones con Ed Maverick, José Feliciano o Andrés Calamaro), y ahí mandan los Grammy Latinos, cuya 22ª gala tiene lugar este jueves por la noche (madrugada en España) en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas.

Antón Álvarez, C. Tangana, atesora seis nominaciones (incluidas las de ‘grabación del año’ y ‘álbum del año’), las mismas que el dominicano Juan Luis Guerra, ambos solo por detrás del colombiano Camilo, con diez. Su paso por los Grammy incluirá una actuación de gran calado estratégico. Y hay que añadir que Alizz, cómplice técnico de ‘El madrileño’, está también nominado como ‘productor del año’.

Repasamos, en conversación con Josep Maria Barbat, presidente de Sony Music Iberia (España y Portugal), las claves de su estrategia en la conquista de las Américas. 

Urbano, pero menos

Solemos ver a C. Tangana como un artista de música urbana, pero ‘El madrileño, con su fondo de géneros populares canónicos (de la rumba a la bossa nova), le sitúa en un lugar distanciado de los tiburones del reguetón o el trap (de hecho, ni siquiera se cuela en las categorías de los Grammy circunscritas a esos géneros). Estos premios han recibido críticas por discriminar, precisamente, las músicas urbanas más populares (“no nos valoran, pero nos necesitan”, disparó el año pasado J Balvin), pero Tangana espera encontrar su carril de acceso como artista alternativo. “En la Academia, ciertas letras y producciones urbanas despiertan reservas, porque no son unos premios a la popularidad, sino a los trabajos que creen que merecen un reconocimiento. Pero hay que recordar que unos Calle 13 ganaron numerosos Grammy en ediciones anteriores. Música urbana, sí, pero alternativa”, explica Josep Maria Barbat, que recuerda, no obstante, las dificultades de imponerse en los premios para un artista español, dado que el número de votantes de este país en la Academia es menor en comparación con mexicanos, estadounidenses, colombianos y argentinos. “Pero en poco tiempo hemos pasado de que Alejandro Sanz copara todo el protagonismo a tener a Rosalía, C. Tangana o Nathy Peluso, esta argentina, pero afincada en Barcelona”.

Pese a los casos de Maluma (con Madonna) o Bad Bunny, no se puede decir que la lengua española haya penetrado en el ‘mainstream’ estadounidense. “No todavía”, estima Barbat. “Lo más ha sido cuando Rosalía ha invitado a Ozuna, Balvin o ahora con The Weeknd. Pero Tangana no está todavía en ese punto. Está en un estadio de prestigio, más cerca de un Drexler que del éxito ‘mainstream’ de Bad Bunny. Que no quiere decir que no lo busque”. 

Apostando por el álbum

Al igual que Rosalía con ‘El mal querer’ (2018), C. Tangana pone el foco en la noción de álbum, ese artefacto del que a veces se le cantan las exequias. Aunque hoy se hable mucho de canciones, y tal vez algo menos de discos, Barbat tiene claro lo que le gustaría para su artista. “Yo cambiaría los otros cinco Grammy por el de ‘mejor álbum’”, confiesa. ‘El madrileño’ representa un camino distinto al de la rueda de lanzamientos de ‘singles’ que luego se empaquetan en un disco. “Actualmente, el álbum existe cuando tiene un concepto detrás, como ocurre aquí, donde hay incluso un personaje, el ‘alter ego’ del ‘madrileño’, así como una colección de canciones que tiene un sentido”, razona. “Y aunque ‘Tú me dejaste de querer’ ha tenido éxito, la gente se está refiriendo sobre todo al disco como obra”. El formato de larga duración ha permitido al artista “salir de su música natural, la urbana, y explorar y descubrir géneros que son inusuales en ese contexto latino”.

Las raíces marcan la diferencia

Podemos pensar que la mescolanza de la música urbana con el toque flamenco, la rumba y el imaginario de la Semana Santa, practicada en ‘El madrileño’, puede resultar difícil para el público trasatlántico, pero ahí estriba la fortaleza de Tangana de cara a su evaluación por parte de la Academia, estima el directivo de Sony Music. “Las músicas populares españolas son lo que nos hace especiales respecto a los países latinoamericanos. Como pasó con Rosalía, el efecto de esa reivindicación es brutal en términos de prestigio”, subraya, añadiendo que “no puedes ir a América haciendo algo que ellos ya saben hacer perfectamente”. Bien, pero ¿y el gran público? “Eso cuesta mucho más”, admite. “Las ‘playlists’ están empezando a incorporar a Tangana: con ‘Ateo’, que es verdad que es una bachata. Temas como ‘Tú me dejaste de querer’ son más difíciles allí, porque no hay donde promocionarlos”. 

La fiesta del 'Tiny desk'

Estos Grammy no son solo importantes para C. Tangana por sus nominaciones: también por la actuación que ofrecerá en la gala. Ahí se ha trabajado en una versión del concierto ‘tiny desk’ que lleva meses corriendo por las redes, y en el que tomaron parte Antonio Carmona, Kiko Veneno, Niño de Elche, La Húngara y Alizzz. El propio Carmona anunciaba días atrás a este diario su participación en la actuación, y se esperan más incorporaciones.

Ese bolo televisado puede suponer “un antes y un después” en la proyección de C. Tangana en América, espera Josep Maria Barbat. “Tanto para el público estadounidense, que lo vea en directo, como para el de los otros países, a través de los noticiarios posteriores”, explica, si bien advierte: “es una moneda al aire, y puede salir muy bien, o no”. En la memoria están, recuerda, ‘shows’ determinantes, “que cambiaron las reglas de juego para el artista”, como el de Ricky Martin, cuando su carrera se vio propulsada por el asalto a ‘La copa de la vida’ en los Grammy de 1999. Eran otros tiempos.

La interpretación en vivo tendrá visos de “representación del talento español actual”, avisa Barbat, para quien el operativo en torno a Tangana en Las Vegas lanza un mensaje a “los artistas nuevos”. Se trata de que “no piensen que tienen un tope y que vena que conquistar Latinoamérica y el mundo es posible”. 

Festivales de mucho prestigio

Noticias relacionadas

Después de los Grammy Latinos, el foco de atención para el artista se desplazará a la gira. Cancelada la actuación en el Primavera Sound, la logística apunta por ahora a un periplo de grandes recintos en seis ciudades españolas (el 19 de febrero estará en el Palau Sant Jordi), al que seguirá una selección de capitales latinoamericanas. Ahí, los ‘tempos’ promocionales son distintos, y también las plazas elegidas.

“La estrategia de salida en Latinoamérica es ir a festivales de mucho prestigio, que aseguran una masa grande de público, ocupando posiciones buenas en los carteles y aprovechando sus campañas”, indica Josep Maria Barbat. Ahí están el Lollapaooloza de Buenos Aires o Vive Latino, de Ciudad de México, a los que se sumarán otras tantas citas en Santo Domingo, Bogotá y Monterrey. “Aún no es el momento para hacer allí una gira de ‘arenas’ como en España”, reflexiona Barbat. Pero advierte: “Esa fase vendrá más adelante”.