Ideas

Navarra: Cinco propuestas para visitar la Comunidad Foral en otoño

La diversidad es su característica principal, ofreciendo paisajes tan diferentes como los valles pirenaicos o el desierto de las Bardenas Reales

La gastronomía, el enoturismo, el deporte y la cultura está muy presentes en una ruta por la zona

Visitar Navarra en Otoño es un plan inmejorable

4
Se lee en minutos
Albert Falcó

Navarra es el lugar ideal para organizar una escapada, sobre todo, en otoño. La Comunidad Foral es diversa, no solo en lo que se refiere a su cultura, sino que también ofrece a sus visitantes la posibilidad de disfrutar de paisajes tan diferentes como los valles pirenaicos y el desierto de las Bardenas Reales.

Los amantes del vino y gastronomía pueden disfrutar de Navarra a través de sus bodegas, los amantes de la bici y el senderismo tienen pueden recorrer de una infinidad de rutas situadas en todo el territorio, y aquellos a los que les gustan los paisajes y las visitas culturales pueden disfrutar de Pamplona o de la población de Olite y su maravilloso castillo, entre otros lugares emblemáticos. Estas son tan solo algunas de las propuestas que buscan los que visitan la Comunidad Foral en estos meses.

El otoño es una buena oportunidad para disfrutar de Navarra y de sus paisajes, pero también para desconectar de la vuelta a la rutina a través de las múltiples opciones que ofrece un territorio tan diverso. ¿Tienes pensado visitar la Comunidad Foral? Te dejamos cinco propuestas.

Bodegas navarras

Navarra es, por su tradición y por su clima, tierra de buenos vinos. Durante el otoño aglutina una gran actividad en las bodegas con la vendimia y la elaboración del vino. En este sentido, este territorio cuenta con muchas bodegas de gran prestigio que ofrecen visitas guiadas y actividades enoturísticas. La Comunidad Foral cuenta con su propia Denominación de Origen y, además tiene catalogados cinco Vinos de Pago: Irache, Otazu, Arínzano, Larrainzar y Bolandín.

Los vinos de Navarra tienen su propia denominación de origen y cinco de ellos son pagos

/ Juan Coma

Los espárragos de Navarra, los cogollos de Tudela, los pimientos de Lodosa, la chistorra, entre otros, son el mejor maridaje para combinar con sus vinos. Las carnes navarras, sus verduras y hortalizas son algunos de los ingredientes estrella de los restaurantes de esta comunidad autónoma. También merece la pena resaltar sus postres y su licor por excelencia, el pacharán.

Rutas en bici por Navarra

Navarra es uno de los territorios que recorre el proyecto Eurovelo con el que se podrá circular en bici por toda Europa. La ruta Eurovelo 1, también llamada la de la Costa Atlántica, es una de ellas y pasa por Navarra. Comienza en Endarlatsa, en el norte, y atraviesa lugares de gran belleza como Doneztebe e Irurzun, para después enlazar con el Camino de Santiago. En total, la ruta tiene 203 km y se puede realizar en cinco etapas.

Navarra es una de las mejores zonas donde practicar ciclismo

/ Juan Coma

Navarra, además, cuenta con cinco vías verdes perfectas también para el ciclismo y el senderismo, y también seis espacios llenos de diversión y paisajes para los amantes de la bicicleta de montaña. En total, Navarra tiene más de 3.000 km ciclables para todos los niveles.

Paisajes otoñales

Los paisajes de Navarra son espléndidos y más si se visita la Comunidad Foral en otoño. Uno de los más sorprendentes es la selva de Irati, uno de los hayedos-abetales más grandes y mejor conservados de Europa.

La selva de Irati cubre de valles y montes el norte de Navarra y, su coloración en estos meses, es espectacular. Otro espacio menos conocido pero también asombroso es la cascada de Belabarze, en el Valle del Roncal. En el mismo valle, también se puede disfrutar de sus pueblos empedrados con historia y, también de su gastronomía. Dos imperdibles serían las migas de pastor y el queso D.O Roncal, una delicia para el paladar. 

Camino de Santiago en Navarra

Por Navarra pasan cuatro Caminos de Santiago, pero sin duda, el más popular es el francés que atraviesa lugares emblemáticos como Roncesvalles, Puente La Reina o Estella. Además de descubrir paisajes naturales, el Camino de Santiago cuenta con un magnífico patrimonio artístico y arquitectónico.

El Camino de Santiago en su versión francesa atraviesa lugares emblemáticos como Puente La Reina

/ Juan Coma

El camino del Baztan y el Camino del Ebro serían, también, dos opciones para los que quieran realizar el Camino de Santiago en la Comunidad Foral, que en total tiee más de 200 km de recorridos por los que pasan cada año más de 55.000 peregrinos.

Pamplona, su capital 

Pamplona no es solo bullicio y alegría durante sus fiestas. Esta ciudad es mucho más. La capital del Reyno de Navarra cuenta con un espléndido casco histórico en el que destacan algunos edificios centenarios como su catedral o sus murallas, declaradas monumento nacional.

Pamplona está viva durante todo el año y su casco histórico merece una visita

/ Juan Coma

Sus calles están repletas de cafés, terrazas y restaurantes donde saborear pinchos exquisitos. En definitiva, en Pamplona se respira calidad de vida.