Aniversario de un mito

Harry Potter y la cámara secreta: así es la segunda película de la saga

  • Muchos fanáticos de la saga entraban en salas de cine (un año antes del estreno de la película) para poder ver el tráiler y luego se marchaban

Harry Potter y la cámara secreta: así es la segunda película de la saga
3
Se lee en minutos
Rosa Prades

Tras el éxito de la primera película 'Harry Potter y la piedra filosofal', la segunda de la saga no se queda atrás en cuanto a popularidad. La gente deseaba tanto verla hasta tal punto que muchos fanáticos de la saga fueron a ver la película Scooby-Doo (2002), solo para ver el tráiler de 'Harry Potter y la Cámara Secreta' y tras verlo, muchos abandonaron la sala del cine. Un año más tarde (2003) la película se estrenaba en los cines.

Sinopsis

En esta historia nuestro protagonista principal se encuentra expectante de volver al Colegio Hogwarts y de ver a sus amigos, quiénes aunque no le hayan escrito en todo el verano, sabe que también le echan de menos. Pero el principio no es fácil para el joven Harry Potter ya que a pocos días del regreso a su escuela un elfo llamado Dobby le explica que no puede ir ya que está en peligro. A su vez, sabiendo que la magia para menores de 17 años está prohibida fuera de Hogwarts, trata de inculpar al joven mago realizando 'trastadas' para que así este no pueda acudir.

Aun así, Harry no se rinde, y después que Dobby le confesara haber estado robando las cartas de sus amigos, el mago huye con Ron Weasley y sus hermanos mayores en un coche Ford Anglia turquesa volador. Con este mismo, Ron y Harry siendo dos niños de 14 años, conducen hasta Hogwarts provocando problemas y llevándose una buena penalización de puntos para su casa (Gryffindor) por el escombro.

Este año, al igual que el anterior, el joven Potter sigue extendiendo su fama, cosa que no agrada al chico. Esta vez entre sus nuevos seguidores están Ginny Weasley (Bonnie Wright), la hermana pequeña de Ron; Colin Creevey (Hugh Mitchell), un niño de primer curso aspirante a fotógrafo y Gilderoy Lockhart (Kenneth Branagh), el nuevo y vanidoso profesor de Defensa contra las Artes Oscuras.

Pero todo empieza a torcerse cuando el terror se apodera del colegio y Harry empieza a oír una voz maligna que le habla. Esta le explica que La Cámara de los Secretos ha sido abierta, y casi todo el colegio cree que el responsable de abrirla ha sido Harry (todos lo creen menos sus mejores amigos Ron y Hermione Granger y la pequeña Ginny). En esta nueva aventura, el trío protagonista deberá enfrentarse a arañas gigantes, serpientes enfurecidas y el miedo de quedar petrificados, pero sobre todo, deberán enfrentarse a la reencarnación de su más temible adversario.

Curiosidades

Noticias relacionadas

Hasta 14 coches acabaron destruidos tras grabar las escena en la que el Ford Anglia choca contra el Sauce Boxeador (árbol mágico) y este le ataca al sentirse en peligro, ya que esta es su principal función. Otro dato curioso es que la película empezó a grabarse solo tres días después del estreno de Harry Potter y la Piedra Filosofal, ya que la productora tuvo el presentimiento de que iba a ser todo un éxito, y no se equivocó. Además, aunque la novela es de las más cortas, la producción cinematográfica fue de las más largas de la saga.

El actor que da vida al pelirrojo Ron Weasley, Rupert Grint, al igual que su personaje padecía aracnofobia y por eso no resultó difícil grabar las escenas y caracterizar el miedo del actor. Finalmente, la actriz que interpreta a Hermione Granger, Emma Watson, por entonces tenía 11 años y en una escena en la que tenía que abrazar a los dos chicos protagonistas tuvo tanta vergüenza que tan solo abrazó a Harry. Cuando fue el turno de Ron los dos estaban avergonzados así que decidieron tan solo darse la mano. Además, según declaró la actriz, el abrazo que le dio a Harry fue tan corto que los productores tuvieron que congelar la película unos momentos para que el abrazo pareciera un poco más largo.