GALARDÓN LITERARIO

La fantasía de José María Merino logra el Premio Nacional de las Letras Españolas

El jurado ha destacado “su maestría y excelencia" en la novela, la novela breve, el cuento y el microrrelato

La fantasía de José María Merino logra el Premio Nacional de las Letras Españolas

EFE/Rodrigo Jiménez

1
Se lee en minutos
Elena Hevia
Elena Hevia

Periodista

ver +

Otro leonés, después de que el año pasado lo lograra Luis Mateo Díez, se hace con el Premio Nacional de las Letras Españolas, un galardón que distingue toda una trayectoria literaria. José María Merino, académico de la lengua –suyo es el sillón m minúscula- que junto con Juan Pedro Aparicio y Mateo Díez (las otras dos patas del llamado ‘grupo leonés’) ha dedicado buena parte de su trabajo a recuperar la tradición oral de los filandones, los cuentos fantásticos que se contaban tradicionalmente al amor del fuego. Esa ha sido la fuente principal y reconocida de casi todo su trabajo que ha plasmado en distintos géneros: la novela, la novela breve, el cuento y el microrrelato, del que es un maestro cultivador infatigable. El jurado ha destacado todos estos aspectos y “también la inteligencia de sus reflexiones teóricas sobre la ficción”. Destacando además su papel como “referente de las nuevas generaciones”.

'Noticias del antropoceno'

Noticias relacionadas

Merino, padre de la también autora Ana Merino que ganó el Premio Nadal en el 2020, nació hace 80 años en A Coruña, aunque su familia era leonesa. Su padre, un abogado de ideas republicanas, se vio obligado a refugiarse en Galicia. Más tarde, los Merino regresaron a León, donde el autor pasó su infancia y juventud, hasta su traslado definitivo a Madrid. No es la primera vez que el autor se asoma a los premios del Ministerio de Cultura, aunque en otras categorías. En 1993 logró el dedicado a la Literatura Infantil y Juvenil –una faceta que también ha cultivado profusamente- por ‘No soy un libro’ y en el 2012, uno de sus trabajos más celebrados, el drama amoroso y familiar ‘El río del Edén’, se alzó con el Nacional de Narrativa, en el que abandona el registro fantástico que le caracteriza.

Aunque los inicios del autor estuvieron ligados a la poesía que publicó en los años 70, pronto saltó a la narrativa con la ‘Novela de Andrés Choz’ hasta conseguir un importante reconocimiento crítico con 'La orilla oscura', que ganó el Premio de la Crítica en 1985. El último libro del autor, ‘Noticias del antropoceno’ (Alfaguara) publicado el pasado febrero reúne una serie de relatos hilvanados por la preocupación ante la destrucción humana del planeta.