Galardón

Manolo Alcántara recibe el Premio Nacional de Circo

El artista catalán espera que el reconocimiento sirva "para poder hacer más de tres bolos al año en casa"

Manolo Alcántara, Premio Nacional de Circo 2021.

Manolo Alcántara, Premio Nacional de Circo 2021.

2
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

El destacado artista catalán Manolo Alcántara ha recibido este viernes el Premio Nacional de Circo dotado con 30.000 euros que otorga en Ministerio de Cultura. "Ojalá el premio sirva para poder actuar más en Catalunya", ha señalado a El Periódico Alcántara (Esparraguera, 1970), emocionado con el galardón. Aunque para él está claro que "la verdadera recompensa es tener trabajo y contar con el apoyo del público". El dinero del premio lo invertirá en la compañía.

El jurado ha reconocido como "artista integral de circo", destacando "su profundo rigor, entrega y dedicación a la creación artística a la hora de afrontar sus proyectos", así como "su capacidad de introducir en sus creaciones elementos procedentes de otras disciplinas escénicas" y por "crear un lenguaje y una dramaturgia muy personales y poéticos, que lo convierten en el artista único".

"A veces tengo la sensación de que el circo es el Patito Feo de las artes escénicas"

Cada uno de sus espectáculos, siempre sin palabras, es diferente. Su compañía actuó el domingo pasado en Torelló con 'Déjà vu', su último espectáculo estrenado en el Grec del 2019. No tienen más funciones en Catalunya hasta septiembre. "Me gustaría hacer más de tres bolos al año en casa. A veces tengo la sensación de que el circo es el Patito Feo de las artes escénicas. Pese a haber avanzado mucho en los últimos 15 años en creatividad cuesta que los programadores arriesguen".

Autodidacta y luchador

Noticias relacionadas

Alcántara sufrió una lesión que le hizo replantear su carrera. Justo cuando empezaba a ver la luz, llegó la pandemia. "Sufrimos mucho pero este año estamos de subidón. Primero por el éxito de 'Déjà vu' y ahora llega este premio que me hace pensar en toda la gente que me ha ayudado y ha confiado en mí", afirma este artista autodidacta que en sus inicios colaboró con diferentes compañías de teatro y circo como Subus, Xirriquiteula Teatre, Circ Tuqui, Comedians y Monty y Cía. A finales de los 90 estudió en el Centre National des Arts du Cirque a Châlons, en Champagne (Francia) y a su regreso participó en la creación colectiva del espectáculo 'Arran' en el Circ Cric y en los montajes 'Utopista' y 'A Banda' en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC).

A este artesano del circo, que antes de empezar como malabarista fue albañil, le gusta sorprender con curiosos objetos y piezas ideados por él mismo y realizados con ayuda de Xavier Erra. "Más que contar historias me gusta sugerir". Suele utilizar marionetas, objetos, música en directo, equilibrio y fuerza. En 'Rudo', una propuesta muy íntima, utilizó cajas de madera y en su próximo espectáculo 'Maña' volverá a mover piezas de grandes dimensiones "pero esta vez no utilizaré la fuerza, sino el ingenio", avanza. Estará a medio camino entre la instalación y el espectáculo. Como siempre, rizando el rizo.

Temas

Circo