PALMARÉS

'Lamb', mejor película en el festival de Sitges

Hilmir Snær Guðnason y Noomi Rapace en una imagen de ’Lamb’.

Hilmir Snær Guðnason y Noomi Rapace en una imagen de ’Lamb’. / Archivo

  • Esta fábula sobre la pérdida y el respeto a la naturaleza ha obtenido también el premio a mejor interpretación femenina (Noomi Rapace) y el Citizen Kane al director revelación

3
Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

Especialista en series, cine, música y cultura pop

Escribe desde Barcelona

ver +

La islandesa 'Lamb', debut del director Valdimar Jóhannsson, ha recibido el premio a mejor película en el festival de Sitges. El jurado formado por Ali Abassi (director de 'Border'), Alaska, Luna (directora de 'Yo, puta'), Joaquín Reyes y Antonio Trashorras (director de 'El callejón') ha querido también premiar a su protagonista femenina, Noomi Rapace, ex aequo con la Susanne Jensen de 'Luzifer'. Jóhannsson ha recibido, además, el Citizen Kane al director revelación que otorga el jurado de la crítica.

Con la propia Rapace y el célebre cineasta Béla Tarr entre sus productores, 'Lamb' es una inquietante fábula sobre la pérdida y los peligros de desafiar a la naturaleza. Revelar su argumento en exceso debería estar penado: lo dejaremos en que un matrimonio de granjeros, María (Rapace) e Ingvar (Hilmir Snær Guðnason), reencuentra (algo parecido a) la armonía familiar tras descubrir a una misteriosa recién nacida. "Mientras la veíamos, nos sorprendimos mucho dos o tres veces", señaló Trashorras sobre una obra que extiende su capacidad de sorpresa a los juegos con el tono: hay humor minimalista, tristeza profunda y golpes de aguerrido fantástico.

Otro título doblemente recompensado por el jurado ha sido 'Nitram', la película en torno a la masacre de Port Arthur (Tasmania) de 1996: Justin Kurzel ('Macbeth' de 2015) se ha llevado el premio a mejor dirección, y Caleb Landry Jones, el de mejor interpretación masculina, ex aequo con el Franz Rogowski de 'Luzifer'.

Otras películas reconocidas por el Jurat Oficial Fantàstic han sido 'Silent night' (mejor guion), 'Limbo' (mejor fotografía), 'Mona Lisa and the Blood Moon' (mejor música; también mejor película según el jurado Carnet Jove) y 'Mad god' (mejores efectos especiales). Además, ha querido hacer dos menciones especiales (en realidad tres): las óperas primas 'The blazing world', de Carlson Young, y 'The execution', de Lado Kvataniya, por un lado, y la confirmación del director Eskil Vogt, 'The innocents', por otro. El premio especial del jurado ha recaído en 'After blue', ciencia ficción poética de Bertrand Mandico, también premio de la crítica José Luis Guarner al mejor largo a concurso (ex aequo con 'Mad god').

Una difícil deliberación

"El nivel ha sido alto y se ha visto la hora de deliberar: nos lo ha puesto difícil", comentó Luna. "Por eso los dos ex aequos, las dos menciones especiales, el premio especial…Y todavía nos ha quedado alguna espinita [una de ellas, la animada 'Belle', según apuntó después Alaska]". Abbasi expresó cierta preocupación, eso sí, por la aparente escasez de directores interesados en captar el complejo pulso de nuestros tiempos: "Está bien que cada director tenga sus propias preocupaciones, pero llama la atención que a nadie le interesen los tiempos actuales, todo lo que está sucediendo. Hace falta un nuevo lenguaje de terror que capture nuestros días".

Noticias relacionadas

También han resultado premiadas, más allá de la sección oficial, 'El apego' (mejor película de Noves Visions), 'Inferno rosso: Joe D'Amato sulla via dell'eccesso' (mejor película de Sitges Documenta), 'A nuvem rosa' (mejor película Blood Window), 'Cryptozoo' (mejor largo de Anima't) o la coproducción española 'Tres' (Méliès d'Argent a la mejor película).

Según explicó Mònica Garcia i Massagué (directora general de la Fundación del festival), la venta de entradas ha subido un 76% respecto al año pasado y ha bajado solo un 9,6% en relación con la edición de 2019. "El cariño con el que ha vuelto el público al festival es extraordinario y se refleja a nivel de entradas. Ha habido 'overbooking' de solicitudes para 'Veneciafrenia' o 'Última noche en el Soho'. El balance es realmente positivo". Por su parte, Ángel Sala (director del festival) habló de la necesidad de mirar hacia el futuro: "No vamos a volver a lo que son tiempos pasados. Queremos construir nuevos caminos, nuevos mapas, nuevas estructuras que nos permitan seguir adelante con la industria del cine".