Acompañado de Letizia

El Rey entrega este viernes en Barcelona el Premio Planeta en un acto sin Aragonès

Los Reyes en la entrega de los Premios Planeta en su edición del 2016.

Los Reyes en la entrega de los Premios Planeta en su edición del 2016. / ELISENDA PONS

1
Se lee en minutos
Europa Press

El rey Felipe VI regresa este viernes a Barcelona en el que será su quinto viaje a la capital catalana este año, aunque en esta ocasión lo hace acompañado de la reina Letizia con el objetivo de entregar el Premio Planeta.

Como ya ocurriera con su última visita para inaugurar junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el Salón Internacional del Automóvil el pasado 30 de septiembre, don Felipe no coincidirá con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Desde el Govern se ha informado de que quien asista a la ceremonia prevista el viernes por la noche en el Museo Nacional de Arte de Catalunya (MNAC) será la 'consellera' de Cultura, Natàlia Garriga, mientras que con ocasión del Salón del Automóvil fue el 'conseller' de Treball, Roger Torrent, el representante de la Generalitat.

Los nuevos jueces

Este viaje del Rey a Barcelona seguramente no será el último este año, ya que a priori se cuenta con su presencia para la entrega de despachos a los nuevos jueces, un acto para el que ya ha sido cursada la invitación pero para el que aún no hay confirmada fecha.

Aragonès sí que coincidió con el monarca en junio en la reunión anual del Cercle d'Economia y en el World Mobile Congress (WMC), tras poner fin al boicot al monarca iniciado con Quim Torra en junio de 2018. Entonces, el 'president' se comprometió a que ningún miembro del Govern iría a actos convocados por la Casa Real ni la Generalitat invitaría al monarca a ningún acto en Catalunya.

Noticias relacionadas

El presidente de la Generalitat no solo asistió al acto del Cercle en que estaba el Rey el 16 de junio sino que le saludó, aunque no le recibió a su llegada. El 27 de junio ambos volvieron a coincidir.

Felipe, junto con la Reina y la Princesa de Asturias, regresó a Barcelona el 1 de julio para la entrega de los premios Princesa de Girona, única ocasión desde el 'deshielo' por parte de la Generalitat en la que el Govern no envió representantes.