EL GALARDÓN MEJOR DOTADO

Los 10 ganadores más inesperados del Premio Planeta

La figura del Premio Planeta.

La figura del Premio Planeta.

3
Se lee en minutos
Elena Hevia
Elena Hevia

Periodista

ver +

Juan José Mira (1952)


Bajo ese nombre con el que escribió no pocas novelas policíacas se escondía Juan José Morán, un antiguo maestro que había reanudado por aquellas fechas sus contactos con el Partido Comunista y que acabaron llevándole a la cárcel, cinco años más tarde. José Manuel Lara Hernández, creador del premio y editor de cabecera del régimen por aquel entonces, ignoraba esa condición. La novela ganadora fue 'En la noche no hay caminos'.


Ana María Matute (1954)

Matute ganó el Planeta con su cuarta novela –tercera publicada- 'Pequeño teatro' y marcó el camino, al principio muy tímidamente, de las escritoras triunfadoras en estos premios. Las hubo de todo tipo y condición, como Carmen Kurtz, Mercedes Salisachs, Soledad Puértolas, Espido Freire, Maruja Torres, o Alicia Giménez Bartlett.

Ramon J. Sender (1969)

Ese mismo año, Franco decretó una amnistía para los denominados 'crímenes' de la guerra civil, lo que permitió a uno de los autores españoles antaño más combativos, regresar del exilio a recoger el galardón por 'En la vida de Ignacio Morel'. Años antes, en pleno macartismo, Sender se había visto obligado a abjurar de su antigua militancia comunista para conservar su plaza en la Universidad de San Diego.  

Jorge Semprún (1977)

Muerto el dictador, nada mejor que distinguir a Jorge Semprún, miembro de la resistencia francesa, prisionero en Buchenwald y maquis ‘cool’ en la España de los 60. El autor francés se pasó al castellano con 'Autobiografía de Federico Sánchez'. En los años siguientes los premios fueron a parar a Juan Marsé y a Manuel Vázquez Montalbán dieron prueba de que los tiempos estaban cambiando. 

Antonio Larreta (1980)

Cuando ganó Larreta pocos sabían que este autor uruguayo, gran conocedor del siglo XIX español, había sido el guionista de la célebre serie televisiva ‘Curro Jiménez’. En la novela ‘Volaverunt’ urdió una hábil intriga en la que se especulaba con el posible asesinato de la duquesa de Alba. Y algo más: ¿qué narices hacía ese mismo año el experimental Juan Benet como finalista con su novela ‘El aire de un crimen’? Al parecer había apostado con unos amigos escribir algo ‘comprensible’. 

Antonio Muñoz Molina (1991)

El Planeta a Muñoz Molina por ‘El jinete polaco’ bendijo y, sobre todo, popularizó a una nueva generación de autores españoles a los que poco les costaría convertirse en superventas. Otro ejemplo fue Eduardo Mendoza, que obtuvo el Planeta inesperadabmente muchísimo más tarde, en el 2010. Los 90 fueron también la etapa en la que el premio logró tentar a autores de más enjundia.  

Mario Vargas Llosa (1993)

‘Lituma en los Andes’, un retrato del Perú en los años 80 con el conflicto de Sendero Luminoso al fondo, no es la mejor novela del que muchos años más tarde sería bendecido por el Premio Nobel, pero sirvió para que desde el grupo Planeta pudieran alardear con tener en sus filas a uno de los grandes autores del Boom latinoamericano.

Camilo José Cela (1994)

Sin duda el Planeta más controvertido. 50 millones se llevó el ya premio nobel de Literatura por la novela ‘La cruz de San Andrés’ y unos meses más tarde de su publicación, una profesora coruñesa acusó a Cela de plagio, por una obra que ella también había presentado al premio. Finalmente, el caso fue sobreseído pero cotejando ambas obras es evidente que hubo reescritura y por lo tanto apropiación indebida.

Alvaro Pombo (2006)

Álvaro Pombo, un autor que había hecho su excelente camino con rigor y un grupo de lectores muy fieles, ganó inesperadamente el premio mayor, lo que le impulsó a convertirse durante un corto periodo de tiempo en una figura popular y televisiva afilando su facilidad para la comunicación y el humor.

Noticias relacionadas

 

Javier Cercas

'Terra Alta', el Planeta de hace dos años dejó a más de uno descolocado. No solo por el nombre del ganador sino porque este abandonaba ¿definitivamente? la novela factual, basada en hechos reales, que le había hecho célebre. Los lectores se encontraron también con el inicio de una exitosa saga policiaca protagonizada por el mosso d’esquadra Melchor Marín, en un género también nuevo para el autor.