Fin de las restricciones

El festival de Sitges estudia una sesión de madrugada mientras vende más entradas

Personas haciendo cola para entrar al Festival de Sitges 2021.

Personas haciendo cola para entrar al Festival de Sitges 2021.

2
Se lee en minutos

El Festival de Cine Fantástico de Sitges lleva vendidas más de 55.000 entradas, frente a las 32.000 del mismo período del año pasado, en plena pandemia de coronavirus, y no descarta ofrecer una sesión de madrugada este sábado ante el anuncio de eliminación de restricciones en actividades culturales.

El director del certamen, Ángel Sala, en el habitual encuentro con medios de comunicación pasado el ecuador del festival, también ha desvelado que en la edición de 2022 habrá un "gran homenaje" a "Tron", dirigida por Steven Lisberger; a "La cosa", de John Carpenter; y a "Conan el Bárbaro", de John Milius, con Arnold Schwarzenegger, cuando se cumplirá el 40 aniversario de todas ellas.

Valorando muy positivamente la edición de este año, con un 70 % de aforo, Sala ha avanzado que la organización, ante el hecho de que la Generalitat de Cataluña ha aprobado una resolución para que los aforos vuelvan a ser del 100 % en actividades y espacios culturales, estudia ofrecer una sesión con una película en la madrugada del sábado al domingo, hacia las 0.30 horas, como "un homenaje al público".

Con los datos que maneja, ha considerado que la afluencia de público es parecida a la de 2019. Sin embargo, ha opinado que nada volverá a ser igual a ese año porque "tenemos un nuevo paradigma y debemos hacer las cosas de diferente forma. Ese mundo se acabó en 2020 y el del cine también".

A su juicio, hay que dejar de lado la "nostalgia" y hay que hablar de futuro y que las plataformas, los cines, los exhibidores, los productores y los festivales se sienten "para ver hacia dónde ir, para saber lo que el público quiere y lo que la industria necesita".

Para Ángel Sala, las salas de cine siguen siendo "muy importantes", pero también "lo son las plataformas", de las que el festival es "amigo" y ya ha avanzado que, si este año han estado presentes Netflix y Amazon Prime, "el próximo año vendrán más".

"Ha llegado una nueva forma de concebir la industria y los festivales, no podemos dormirnos en los éxitos pasados", ha subrayado, y ha agregado: "Tenemos que repensar el panorama audiovisual desde todos los puntos de vista".

Noticias relacionadas

En este punto, ha proclamado: "La nostalgia está muy bien para casa, yo también me paso el día viendo películas antiguas, pero hablemos del futuro. En el 2019 estábamos muy bien, pero ya está muerto, ahora viene 2022".

En cuanto a si la película inaugural de 2022 podría ser "Venus", de Jaume Balagueró, con Ester Expósito, y de la que ayer hablaron en Sitges sus artífices, ha respondido que se ha hecho una propuesta formal y que confía en Balagueró y en Álex de la Iglesia y su "The Fear Collection" para que tengan a punto el proyecto para entonces.