Crítica de cine

Crítica de 'Tokyo shaking': franceses en Fukushima

Un fotograma de la película ’Tokyo shaking’, de Olivier Peyon

Un fotograma de la película ’Tokyo shaking’, de Olivier Peyon / El Periódico

  • El principal problema del filme de Olivier Peyon es que no acaba de tomarse en serio a sí mismo y recurre de vez en cuando a elementos de comedia que no casan con las decisiones dramáticas

1
Se lee en minutos
Quim Casas

'Tokyo shaking' **

Dirección Olivier Peyon

Intérpretes Karin Viard, Stéphane Bak, Yumi Narita, Philippe Uchan

Estreno 15 de octubre del 2021

‘Tokyo shaking’ cuenta el drama del tsunami que asoló Japón en marzo de 2011, y el posterior desastre de la central nuclear de Fukushima, desde la perspectiva de una acomodada mujer francesa que trabaja en la capital japonesa. O, mejor dicho, imagina una historia de enfrentamiento y superación bastante clásica en un contexto límite como es el terremoto y el inminente peligro atómico. La película repasa diversos comportamientos, desde los más altruistas hasta los más egoístas, habituales en situación de estas características donde aflora lo mejor y lo peor del ser humano, o eso se nos viene diciendo que ocurre frente a cualquier crisis, conflicto o pandemia.

Pero el director Olivier Peyon pone esencialmente el foco en la mujer interpretada por Karin Viard, una profesional muy válida, casada, madre de dos hijos, que debe tomar decisiones, al menos durante la primera parte del metraje, en apenas unos segundos: quedarse porque su jefe se lo exige o irse con sus hijos, seguir en Tokio o volar hasta Hong-Kong con su marido, conseguir un visado para su ayudante congoleño o lograr pasajes para el resto de trabajadores franceses de su empresa, una banca más bien poco ética, tal como queda retratada en el filme. El principal problema de ‘Tokio shaking’ es que no acaba de tomarse en serio a sí misma y recurre de vez en cuando a elementos de comedia que no casan con las decisiones dramáticas.

Noticias relacionadas

Estrenos de la semana. Tráiler de ’Tokio Shaking’.