Imagen icónica

'Searching for the young soul rebels': historia de una portada casi tan buena como el disco

Fallece el chico irlandés de la fotografía de la tapa del primer álbum de los Dexys Midnight Runners

'Searching for the young soul rebels': historia de una portada casi tan buena como el disco
3
Se lee en minutos
Ramón Vendrell
Ramón Vendrell

Periodista

Especialista en pop antiguo, tebeos, libros, rarezas y juventud

Escribe desde Barcelona

ver +

El pasado 7 de octubre los Dexys Midnight Runners informaron a través de su cuenta de Twitter de que había fallecido Tony O'Shaughnessy, el chico, hasta hace unos días un hombre de 63 años, que aparece en el centro de la fotografía que ilustra la portada de 'Searching for the young soul rebels' (1980), el primer elepé del grupo.

Estamos ante un caso de tapa casi tan buena como el disco; en cualquier caso la rima entre el título del álbum ('En busca de los jóvenes rebeldes del soul'), la música (una llamada a las armas y a disfrutar de la vida en clave de soul termonuclear) y la imagen (el desamparo hecho icono) es perfecta.

La fotografía fue publicada en el diario londinense 'Evening Standard' el 10 de agosto de 1971 y muestra a una familia católica de Belfast que ha sido expulsada por el Ejército británico de su domicilio, en principio para protegerla de los desmanes protestantes. A veces se hacía por la cara con familias sospechosas de cercanía al independentismo. Inicio de la época más dura de los 'Troubles' de Irlanda del Norte.

O'Shaughnessy, maleta de cartón bajo un brazo y una bolsa en la otra mano, con todo lo que pudo pillar la familia a escape, tenía 13 años.

Stephen Looney habló con él en 2020. Gracias a su artículo en la web Slabber.net sabemos algunas cosas más de la foto y su trayectoria. A la izquierda de Tony está su hermano Kevin y a la derecha, cortado, está su hermano Gerard. La mujer que se ve al fondo, con gafas, es su madre, Kathleen.

O'Shaughnessy no tenía ni idea de la existencia de la foto hasta que en 1980 los Dexys Midnight Runners fueron a actuar a Belfast y unos días antes del concierto fue informado por un amigo de que salía en la cubierta de su primer disco. No se lo creyó del todo hasta que reconoció a su madre en la foto. Sí, era él en una mudanza intempestiva.

Fue al concierto del grupo en el Ulster Hall, bolo famoso porque el público rompió el suelo de roble regalado por la Embajada estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial.

O'Shaughnessy se las apañó para contarle a una organizadora de la actuación que él era el chico de la portada y esta le dijo que se pasara por el Hotel Europa, donde se alojaba la banda. Acabó conociendo a Kewin Rowland, el cabecilla del conjunto, con el que volvió a verse tres veces a lo largo de los años.

Noticias relacionadas

Rowland dijo acerca de la portada: "Quería una foto de conflicto. Podía haber sido de cualquier sitio pero en secreto estaba contento de que fuera de Irlanda".

O'Shaughnessy era un trabajador jubilado del servicio postal.

Temas

Discos Música