Estreno en Barcelona

La Zaranda más combativa regresa con 'La batalla de los ausentes'

La veterana compañía jerezana recala en el Romea con un canto a la dignidad humana y al teatro comprometido

Gaspar Campuzano y Enrique Bustos en un momento de ’La batalla de los ausentes’.

Gaspar Campuzano y Enrique Bustos en un momento de ’La batalla de los ausentes’. / VICTOR IGLESIAS

3
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

Con ganas de volver a los orígenes tras haber realizado sus últimas creaciones con ayuda de muchos colaboradores, el núcleo duro de La Zaranda ha cocinado su último trabajo, 'La batalla de los ausentes', un título poético para una obra cargada de crítica que recala a partir de este martes y solo hasta el domingo en el Teatre Romea, donde han presentado sus últimos montajes. El festín teatral, producido por Focus, arranca como una conmemoración surrealista donde tres quijotes de la vida salen de su trinchera en defensa de la dignidad humana.

Los actores Enrique Bustos y Gaspar Campuzano y Francisco 'Paco' Sánchez han vuelto a trabajar con el autor de la compañía Eusebio Calonge buscando la esencia de su teatro, de una manera de hacer y de concebir la creación como compromiso, como una batalla con uno mismo donde ponen en tela de juicio ideas preconcebidas tras más de 40 años de experiencia en los escenarios. "Nuestro teatro nace de un sentimiento y no de un pensamiento", ha recordado Paco Sánchez, que también lleva la dirección. La batalla a la que se enfrentan en escena esta vez tiene mucho que ver con ellos. "En este trabajo los ausentes están muy presentes porque son seres que están dentro de nosotros y la batalla es con ellos." Y añade: "Son esa gente que nos impulsa a seguir luchando en un mundo que parece que ya no escucha el espíritu, el arte o el teatro".

Rebeldes con causa

El espectáculo, estrenado el pasado marzo, vuelve a estar cargado de imágenes, símbolos y palabras pensados para llegar al alma. "Este espectáculo es abiertamente más crítico que otros. Es una lucha contra el olvido porque en el teatro te vas haciendo y llega un momento en el que te acomodas o te rebelas. Y nosotros hemos vuelto a nuestros orígenes. Hemos pasado de la resistencia al ataque".

"En el teatro te vas haciendo y llega un momento en el que te acomodas o te rebelas. Hemos pasado de la resistencia al ataque"

La obra es una gran metáfora de la actualidad en un mercado dominado por las plataformas digitales y el entretenimiento. "En un mundo donde nadie se escucha, lleno de explosiones de insensatez, tenemos que intentar mantener la antorcha del espíritu humano y hacer que el teatro aporte una luz entre la oscuridad del ocio, ante la pérdida de la poética en el escenario". Para Calonge, esta claro: "La batalla es que el teatro siga siendo un misterio y algo esencial en un mundo lleno de discursos pueriles". Su intención es reivindicar la función del teatro. "Hay un discurso muy crítico, nada complaciente ni correcta políticamente. La obra tiene farsa y comedia pero sin frivolidad, con profundidad e intensidad dramática". Hay una crítica a la falta de riesgo y de vanguardias. "No tenemos el afán de decir que tenemos la verdad. El entretenimiento puede ser muy sano pero hay que buscar que sea elevado".

Noticias relacionadas

Y con ese objetivo, para seguir batallando y contagiar su espíritu combativo a otros la compañía de Jerez de La Frontera, ha abierto un nuevo espacio en Madrid que compaginan con su actividad en la nave de su Jerez natal. 'El atrio' es un lugar destinado a dar salida a compañías jóvenes y nuevos creadores "para que gente diferente pueda tener voz". Vendrán otras guerras y quieren estar preparados para el combate y preparar a otros para librar nuevas batallas.

Temas

La Zaranda