Música rebelde

5 discos clave del 'grunge'

El grupo Hole.

El grupo Hole. / EL PERIÓDICO

2
Se lee en minutos
Jordi Bianciotto
Jordi Bianciotto

Periodista

ver +

‘Superfuzz bigmuff’, Mudhoney (1988)

Nunca rozó siquiera la gloria ‘mainstream’, però la tropa de Mudhoney encarnó la esencia más punk y garajera del grunge de Seattle, con más rabia que épica, a partir de este tóxico primer disco, un epé de seis canciones ampliado en ediciones posteriores. En sus filas, Mark Arm y Steve Turner, ambos ex-Green River, banda seminal de la que salieron también futuros titulares de otros tres grupos, Mother Love Bone, Temple of the Dog y Pearl Jam.

‘Ten’, Pearl Jam (1991)

El otro ‘superventas’ de esa quinta fue el debut de Pearl Jam, banda surgida de las cenizas de Mother Love Bone en la que Eddie Vedder proyectó su narrativa angustiada en piezas como ‘Even flow’ (a partir de un ‘homeless’ veterano de Vietnam) o ‘Jeremy’ (sobre el estudiante de 15 años que se suicidó de un disparo delante de la clase). Pearl Jam saltó del club al estadio fundiendo punk y hard rock, ‘grooves’ musculosos y recesos místicos. 


‘Badmotorfinger’, Soundgarden (1991)

Veteranos desde 1984, con su tercer álbum llevaron su rock de dinámicas pausadas y profundas a un estadio más concreto, entre el aparato hard (‘Jesus Christ pose’, vídeo vetado por la MTV, lo cual reforzó su popularidad) y el desarrollo narcótico (‘Searching with my good eye closed’). Más apegados que sus colegas al lenguaje de los 70 (Black Sabbath), tuvieron al frente al llorado Chris Cornell, que terminó con su vida, a los 52 años, en 2017.

Noticias relacionadas

‘Dirt', Alice in Chains (1992)

Como Soundgarden, Alice in Chains atrajo al público del hard rock y del metal con sus artefactos invasivos, apenas suavizados por armonías vocales inusuales en esa escena. Desolación catártica a través de textos en los que se respiraba la adicción a la heroína de Layne Staley, que terminó con su vida un 5 de abril, como Kurt Cobain (de 2002). ‘Them bones’ es indicador de su simpática lírica: "todos terminaremos como un buen montón de huesos".

‘Live through this’, Hole (1994)

La mirada folclorizada a Courtney Love ha dejado fuera de plano a su banda y su valioso segundo álbum, publicado cuatro días después de que se encontrara el cuerpo sin vida de Cobain. Obra emparentada con Nirvana por el vínculo personal y por su manejo de selváticas embestidas punk y ganchos melódicos. Título premonitorio y otra nota fúnebre a pie de página: la de Kristin Pfaff, bajista del grupo, fallecida de sobredosis dos meses más tarde.

Temas

Discos Música