Crítica de cine

'El tubo': trampas físicas y mentales

Angustiosa película que logra plasmar un peligroso espacio tan físico como mental

1
Se lee en minutos
Nando Salvà

'El tubo'

Director Mathieu Turi

Intérpretes  Gaia Weiss, Peter Franzén, Romane Libert, Frédéric Franchitti, Corneliu Dragomirescu

Año 2020

Estreno  3 de septiembre de 2021

 ★ ★ ★

Comparable a ‘Cube’ (1997) en términos tanto de planteamiento como de imaginería, el segundo largometraje del francés Mathieu Turi acompaña a una joven azotada por la culpa y el dolor tras la pérdida de su hija que se ve obligada a emprender una agónica lucha por su propia supervivencia tras despertar atrapada en el interior de una maraña de tuberías metálicas; un reloj que le ha sido fijado a la muñeca le va marcando el tiempo de las sucesivas pruebas que tiene que superar para escapar del fuego, el desmembramiento, las quemaduras por ácido y el ahogamiento, entre otros peligros.

Noticias relacionadas

Mientras contempla cómo su protagonista va aprendiendo las reglas del juego a medida que avanza, y entretanto va topándose con los cadáveres de quienes se encontraron antes que ella en esa misma situación, la película no se toma la molestia de dar explicaciones lógicas sobre el cómo y el por qué de su premisa argumental pero, a cambio, exhibe gran eficacia a la hora de generar tensión dramática. Para ello se sirve tanto de un uso francamente creativo de los límites espaciales que afectan a la protagonista -y que, por supuesto, no son sino una alegoría del trauma que sufre- como, sobre todo, de un diseño de sonido que extrae todo el potencial dramático posible de cada gemido y cada crujido metálico.

 

Temas

Cine