Festival de cine

Las 10 películas más esperadas de la Mostra de Venecia

La cita cinematográfica ofrece una potente mezcla de músculo cinéfilo y de esa cosa llamada glamur

Una imagen de ’Madres paralelas’, de Pedro Almodóvar.

Una imagen de ’Madres paralelas’, de Pedro Almodóvar.

7
Se lee en minutos
Nando Salvà

Hace justo un año, la 77ª edición de la Mostra de Venecia se convirtió en el primer gran acontecimiento cinematográfico en tener lugar en tiempos de covid, y su insignificante impacto epidemiológico convenció a muchos de que, siempre y cuando se protegieran con las medidas sanitarias de rigor, esta clase de acontecimientos podían celebrarse sin miedo al contagio. No hay que olvidar, sin embargo, que aquella fue una Mostra claramente menguada -por motivos obvios- a nivel de presencia tanto de invitados y periodistas como de películas relevantes. ¿Habría el certamen funcionado igual de bien en caso de haber exhibido la envergadura cuantitativa y cualitativa que le era habitual antes de la llegada del virus? Estamos a punto de descubrirlo.

Después de todo, en su 78ª edición el certamen italiano combina las limitaciones impuestas por el protocolo anticovid -uso permanente de mascarillas en interiores, aforos reducidos, presentación diaria de certificados de vacunación o de test con resultado negativo- con el tipo de programación que a lo largo de la última década lo ha convertido en serio aspirante a arrebatarle a Cannes el título de Mejor Festival de Cine del Mundo: una potente mezcla de músculo cinéfilo y de esa cosa llamada glamur o, dicho de otro modo, de consagrados autores europeos y de películas de Hollywood cargadas de estrellas que dentro de unos meses se pelearán por los Oscar. Estos son algunos de los grandes atractivos de su programación.

 

'Madres paralelas', de Pedro Almodóvar

Hace justo un año, Almodóvar fue uno de los pocos cineastas que se atrevieron a visitar la Mostra en plena pandemia, y aprovechó el viaje para presentar el cortometraje ‘La voz humana’. En señal de agradecimiento, para inaugurar su 78ª edición, el festival ha escogido el nuevo largometraje del manchego, en el que vuelve a explorar la feminidad, la maternidad y las relaciones familiares. Lo protagonizan dos mujeres que coinciden en la habitación de un hospital cuando van a dar a luz, ambas solteras y ambas embarazadas accidentalmente. Una de ellas, Janis (Penélope Cruz), no se arrepiente; la otra, Ana (Milena Smit), está aterrada.

 

'Dune', de Denis Villeneuve

’Dune’ (1984), el desastroso tercer largometraje de David Lynch, fue tan vapuleado por la crítica e ignorado por el público que, desde su estreno, se impuso la creencia de que el libro de Frank Herbert en el que se basaba tal vez sea inadaptable a la pantalla. Y nadie mejor para rebatirla que Villeneuve, convertido gracias a títulos como ‘La llegada’ (2016) y ‘Blade Runner 2049’ (2017) en experto narrador de ciencia-ficción. Ambientada en el planeta Arrakis, en el que habitan gusanos gigantes y se produce una droga que es uno de los bienes más codiciados del universo, la película acompaña al joven Paul Atreides (Timothée Chalamet) mientras se convierte en líder de una revolución. El suyo es, quizá, el estreno más esperado del último año y medio.

'The card counter', de Paul Schrader

La carrera como director de Schrader es una sucesión de altibajos creativos. De hecho, su nuevo trabajo ve la luz tres años después de que, cuando su carrera parecía acabada, el guionista de ‘Taxi Driver’ (1976) sorprendiera al mundo con ‘El reverendo’, que le proporcionó la primera nominación al Oscar de su carrera y lo reivindicó como el cineasta imprescindible que sin duda es. La protagoniza un ludópata atormentado por su pasado como interrogador/torturador del ejército o, en otras palabras, el tipo de personaje azotado por la angustia existencial que tanto gusta a Schrader.

 

'The power of the dog', de Jane Campion

Se trata del primer largometraje que Campion, la más ilustre de las cinco mujeres cineastas que este año compiten por el León de Oro, estrena en 12 años. En él la australiana adapta la novela homónima de Thomas Savage, que transcurre en Montana en 1925 y narra el enfrentamiento entre dos hermanos rancheros, encarnados por Benedict Cumberbatch y Jesse Plemons. Producida por Netflix, la película promete una deslumbrante mezcla de drama shakespeariano y el tipo de sofisticación formal que Campion ha convertido en seña de identidad.

 

'Spencer', de Pablo Larraín

Recrea las vacaciones navideñas que, a principios de los 90, Diana de Gales pasó junto a la Familia Real británica en el castillo de Sandringham, y durante las que al parecer decidió poner fin a su matrimonio con el Príncipe Carlos. Larraín ya demostró en el pasado -a través de ‘Jackie’ (2016) y ‘Neruda’ (2016)- qué bien se le da subvertir las convenciones del cine biográfico, y para hacerlo en esta ocasión ha contado con la ayuda del guionista Steve Knight, creador de la serie ‘Peaky Blinders’. En todo caso, el gran aliciente de la película es otro: ¿resultará Kristen Stewart convincente en la piel de Lady Di?

'Fue la mano de Dios', de Paolo Sorrentino

Sin duda uno de los autores más personales del cine actual, director de títulos como ‘La gran belleza’ (2013) y la miniserie ‘The Young Pope’ (2016), Sorrentino regresa a Venecia con la que él mismo ha definido como su película más autobiográfica. Ambientada en Nápoles en los años 80, retrata a un adolescente obsesionado con la llegada de Diego Armando Maradona a la ciudad que, a lo largo de su periplo iniciático, experimentará alegrías, reveses emocionales y, en última instancia, liberación.

 

'The last duel', de Ridley Scott

La primera de las dos películas que Ridley Scott estrenará este año -la segunda, 'La casa Gucci’, verá la luz en noviembre- es una adaptación del aclamado libro homónimo de Eric Jager acerca del último juicio por combate que tuvo lugar en el París de la Edad Media; cuando un caballero llamado Jean de Carrouges pidió ayuda al rey Carlos VI después de que su esposa le contara que había sido violada por Jacques LeGris -el mejor amigo de Carrouges-, el monarca decidió que los implicados resolvieran el conflicto con un duelo bajo la mirada de Dios, que intervendría en el enfrentamiento para facilitar la victoria del que tuviera razón. La película, que promete combinar vistosas escenas de acción con paralelismos entre el machismo de entonces y el de ahora, ha sido coescrita por Matt Damon y Ben Affleck -es el primer guion que firman a medias desde que el de ‘El indomable Will Hunting’ (1997) les proporcionó el Oscar-, que además encabezan el reparto junto a Jodie Comer y Adam Driver.

 

'Última noche en el Soho', de Edgar Wright

Es la primera película de puro terror de Wright, que ya se asomó al género en la comedia ‘Zombies Party’ (2004). En ella, el británico combina una mirada emotiva a la iconografía del Swinging London y una historia muy contemporánea sobre una joven que trata de definir quién quiere ser y qué lugar aspira a ocupar en el mundo. Protagonizada por Thomasin McKenzie en la piel de una aspirante a diseñadora de que de algún modo viaja atrás en el tiempo hasta la década de los 60, promete ofrecer el tipo de cromatismo apabullante y de vaivenes entre la realidad y el delirio que en su día se convirtieron en santo y seña del ‘giallo’. Conociendo el historial de Wright, tiene todos los números para convertirse en obra de culto.

'Competencia oficial', de Mariano Cohn y Gastón Duprat

Hasta ahora, Penélope Cruz y Antonio Banderas habían aparecido juntos en la pantalla grande durante únicamente 76 segundos, los que dura la escena que comparten en ‘Los amantes pasajeros’ (2013). El primer largometraje que coprotagonizan sirve para traer de regreso a la Mostra a Cohn y Duprat, que hace cinco años presentaron aquí ‘El ciudadano ilustre’ (2016) y se dieron así a conocer internacionalmente. Se trata de una mirada satírica al mundo del cine protagonizada por una célebre directora (Cruz), una afamada estrella de Hollywood (Banderas) y un prestigioso actor teatral (Óscar Martínez), unidos para el rodaje de una película. Los egos de los tres entrarán en conflicto desde el primer momento de la producción.

 

'La caja', de Lorenzo Vigas

Con su ópera prima, ‘Desde allá’, Vigas se convirtió hace seis años en el primer cineasta procedente de Latinoamérica en ganar el León de Oro. En su segundo largometraje de ficción, el venezolano explora los mecanismos de la industria migrante en México a través de la historia de un adolescente que viaja al norte del país para recoger los que él cree que son los restos de su padre, encontrados en una fosa común. Asimismo, la película también aborda la tragedia de las llamadas "muertas de Juárez”, la desmesurada cantidad de mujeres que han perdido la vida víctimas de feminicidio en el municipio de Ciudad Juárez desde principios de los 90.

Noticias relacionadas