Óbito

Muere Carlos 'El Sucio', bajista de Extremoduro

El músico, que grabó el segundo y el tercer disco del grupo, con canciones como 'Necesito droga y amor' y 'Deltoya', falleció el sábado

Carlos ’El Sucio’ (izquierda), con Robe (centro) y ’Salo’, en los años 90.

Carlos ’El Sucio’ (izquierda), con Robe (centro) y ’Salo’, en los años 90.

1
Se lee en minutos
El Periódico

El exbajista de Extremoduro Carlos Jiménez González, más conocido como Carlos 'El Sucio', falleció el sábado pasado, según ha confirmado este miércoles el grupo en redes sociales. Carlos estuvo en la banda de 1990 a 1993 y grabó el segundo y el tercer disco del grupo: 'Somos unos animales' (1991) y 'Deltoya' (1992), que incluyen temas míticos como 'Necesito droga y amor', 'Quemando tus recuerdos' y 'Deltoya'. Hace poco más de un mes falleció otro miembro histórico de Extremoduro, Gonzalo Muñoz Hinojal, más conocido como 'Salo', primer bajista del grupo que después se pasó a la guitarra, algo que permitió entrar a Jiménez González. Fue precisamente gracias a él que Extremoduro consiguió conectar con la multinacional Warner Music, con la que grabaron varios discos.

Natural de Martorell (Barcelona), Jiménez Gonzñalez dio sus primeros pasos en Catalunya con Klamm, conjunto experimental vanguardista de finales de los años 70 y comienzos de los años 80. Tras dejar Extremoduro, grabó tres discos editados de forma independiente con su propia banda Karlos El Sucio y los Esperando Juicio.

El primero en dar la noticia fue el periodista extremeño Juan Carlos Ramos en su canal de YouTube. Según explicó, fue precisamente el mismo día después de esparcir las cenizas de su compañero 'Salo' cuando Carlos, que no se encontraba muy bien, murió en la cama. "Andaba pachucho pero nadie se esperaba esto", ha señalado el periodista, que le había dedicado un programa especial.

Noticias relacionadas

Roberto Iniesta, 'Robe', fundador de esta formación de rock transgresivo creada en Plasencia en 1987, se va quedando solo. Los integrantes de una banda que marcó época desaparecen.

El grupo dejó a sus fans sin la gira de despedida anunciada en 2019 tras su disolución, a pesar de estar todas las enntradas vendidas. Fue el propio Robe quien de forma unilateral decidió cancelarla. Para entonces el cantante, guitarrista y compositor ya tenía planes para presentar su tercer disco en solitario, 'Mayéutica'.