Lecturas en el tartán

Fiebre olímpica y literatura: una guía de libros sobre deporte y sus historias

  • En momentos de confinamiento olímpico y trasnoches deportivos, también hay tiempo para la ficción literaria

  • Literatura de todos los géneros describe, narra, analiza, critica o denuncia aspectos del deporte y de sus practicantes

Nadia Comaneci, en Montreal 76

Nadia Comaneci, en Montreal 76 / Archivo

8
Se lee en minutos
Javier García Rodríguez
Javier García Rodríguez

Escritor y profesor de Literatura Comparada en la Universidad de Oviedo

ver +

Recordemos aquella respuesta displicente y despectiva de Ibrahimović cuando le preguntaron por Pep Guardiola, su entrenador en el Barça. "He’s a philosopher", dijo, despachando así una relación torcida desde el inicio y una forma de entender el fútbol y el mundo. Zlatan clavaba un dardo venenoso casi como un abrazo florentino. Estaba todo dicho: ponía una barrera entre él y la mirada intelectualista, libresca, teórica, del Pep, el hijo del paleta, el tipo reflexivo, el lector de poesía, el amigo de David Trueba (la novela futbolera de este, 'Saber perder', se la regalaba el entrenador a sus jugadores). 

Habla mucho, habla demasiado, se decía siempre de Jorge Valdano en su época de entrenador del Real Madrid. Y con ese acento. Además usaba frases largas y comparaciones atrevidas, y reflexionaba despacio, y hacía cierta pedagogía o didáctica con ribetes de estética. Y citaba a Borges y a otros escritores. Y escribía artículos y libros: 'Fútbol. El juego infinito', 'El miedo escénico y otras hierbas', 'Apuntes del balón'. Mejor que se vaya. Total, no es más que otro intelectual de los cojones. 

Y ahí es donde estamos. Donde han querido llevarnos. En pedir menos palabras y más hechos contundentes. En ir al grano. En el "nos los follamos con el pito" de aquel Floro. En el 'pisálo' de aquel Bilardo. En las veleidades de aquel Clemente. En el sudor de la frente, y en que las únicas palabras, las únicas reflexiones, la única filosofía y literatura cercanas al fútbol se prescriban en píldoras de 'textosterona'. Y no solo es el fútbol. La delgada línea roja entre el deporte y la palabra escrita se muestra muchas veces como algo infranqueable por rutina, desprecio o incomprensión mutua. Pero no siempre es así. En ocasiones, los escritores descubren el filón de historias, argumentos, vidas y relaciones humanas susceptibles de ser tratados en la literatura. Estas son algunas de ellas. En tiempos de confinamiento olímpico y trasnoches deportivos, también hay tiempo para la ficción literaria.


'La broma infinita'

David Foster Wallace y el tenis

Destacado jugador de tenis en su infancia y en su juventud, el genio estadounidense edifica su novela 'La broma infinita' (LRH, 1996) en torno a la ultracontrolada Academia Enfield de Tenis y, entre otros muchos hipertrofiados y puntillosos desarrollos narrativos, en torno a la persona de Hal, el menor de los hijos Incandenza, promesa del tenis juvenil, como el propio Foster Wallace. No solo en la ficción se ha ocupado el escritor fallecido en 2008 de este deporte que tanto le obsesionaba (con esa obsesión que le caracterizaba como narrador y como ser humano). El sudor y la técnica, la elegancia y la belleza, Federer y Nadal, la victoria y la frustración son también objeto de estudio en sus extraordinarias piezas periodísticas y ensayísticas 'Deporte derivado en el corredor de los tornados' y 'El talento profesional del tenista Michael Joyce como paradigma de ciertas ideas sobre el libre albedrio, la libertad, las limitaciones, el gozo, el esperpento y la realización humana' (recogidos en el libro 'Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer' (LRH, 1997) y en 'Federer, en cuerpo y en lo otro' y 'Democracia y comercio en el Open de Estados Unidos', ensayos ambos publicados en 'En cuerpo y en lo otro' (LRH, 2012). La foto de la cubierta de su primer libro de ensayos y opiniones, con el anciano tenista vestido de blanco que sonríe a la cámara mientras salta falsamente rodeado de bolas amarillas en la cancha de hierba, no parece ser una elección casual.



'Tanta gente sola'

Juan Bonilla y 'El cromo de Boronat'

El muy futbolero escritor jerezano Juan Bonilla ha escrito ampliamente sobre fútbol en periódicos y revistas, tanto literarias como de información general. De hecho, ha escrito en más de una ocasión que el primer poema que aprendió de memoria fue la alineación del FC Barcelona de la temporada 1974-1975, creo. Y es gozosamente emocionante su poema titulado 'Anfield Stadium' ("Mi voz es hilo de esa voz que canta en Anfield/You’ll never walk alone…!"). Pero de su producción literaria, destaca su relato 'El cromo de Boronat', recogido en su extraordinario 'Tanta gente sola' (Seix Barral, 2009). La historia del chaval a quien solo le falta el cromo de Boronat para acabar el álbum de la Liga y que para conseguirlo es capaz de cualquier cosa -aprovecharse de otros, hacer llorar a una chica, ser un marrullero, en definitiva- es la historia de todas las obsesiones, de todas las victorias y de todas las derrotas. Y de todos los olvidos.



'El día después'

David Refoyo y los negocios turbios

Sobre el mundo del fútbol, pero en este caso aderezado con el ambiente periodístico y empresarial, trata la novela de David Refoyo 'El día después' (Lupercalia). Personajes con nombres muy conocidos, empresas de comunicación, plataformas, grandes corporaciones, negocios turbios, partidos amañados, casas de juego que amenazan con quedarse con todo -con las calles y con los resultados-, aderezan esta novela sobre la realidad del deporte rey, construida sobre variadas técnicas narrativas y gran conocimiento de los recursos literarios, además de una evidente dosis de crítica social.



'Zátopek'


'Correr'

Un cómic y una novela para el atleta descalzo

El héroe descalzo de los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952 ha encontrado quien cuente su odisea entre la realidad y la ficción en dos obras narrativas de distinto género y formato. La editorial riojana Aloha!, dirigida por Adriana Bañares, ha publicado en 2020 la novela gráfica 'Zátopek', de Jan Novák y Jaromír 99, que cuenta la historia del único atleta que ha logrado ganar en los mismos Juegos Olímpicos las pruebas de 5.000 metros, 10.000 metros y el maratón. Además de la vida deportiva de la llamada "locomotora humana", este cómic cuenta su relación con la deportista Dana Ingrová.

De carácter más ficcional es 'Correr' (Anagrama), la novela que el escritor francés Jean Echenoz dedicó a este atleta en 2008 dentro de la trilogía dedicada a personajes históricos: Ravel, Zátopek y Nikola Tesla. 



'La pequeña comunista que no sonreía nunca'

La oscuridad de Nadia Comaneci

En los Juegos Olímpicos de 1976, en una Montreal que todavía hoy sigue pagando en sus impuestos los gastos derivados de aquel evento, una jovencísima gimnasta rumana de 14 años deslumbraba al mundo obteniendo por primera vez un diez en gimnasia artística, la calificación perfecta en barras asimétricas. Nadia Comaneci se convirtió en la "novia del mundo" y el régimen comunista de su país hizo de ella un símbolo. Las partes más oscuras de esta vida y de la utilización de la misma por parte del poder se narran en 'La pequeña comunista que no sonreía nunca' (Anagrama) la novela de la francesa Lola Lafon (2014), que no renuncia a indagar en los espacios más dolorosos del abandono, el juicio social, la vigilancia policial y el exilio en los Estados Unidos de la llamada "hada de Montreal".



'Tiros libres. Relatos de baloncesto'

Antología desde la canasta

Diecisiete escritores colaboran en esta antología de relatos que tienen como protagonista el baloncesto y su mundo. Coordinados por Patxi Irurzun, Daniel Ruiz García y David Refoyo, los autores presentan la colección de cuentos 'Tiros libres' (Lupercalia) en los que el básket se convierten en la excusa perfecta para hablar del éxito y el fracaso, de emociones y recuerdos, de la vida misma y su azar. Recuerdan momentos de su vida ligados a este deporte, escriben sobre la NBA y sobre balonesto de barrio, sobre la muerte de los mitos, sobre los mitos vivos, sobre el básket yugoslavo, sobre mascotas de equipos y viejas glorias olvidadas. 



'Mear sangre'

Dum Dum Pacheco, memorias desde el cuadrilátero

Ídolos de barro y de barrio bajo, algunos personajes solo encuentran acomodo en el callejón oscuro, el puticlub de carretera, la pensión de mala muerte o la cuneta donde lo lanzan después de un navajazo traicionero o un disparo con una recortada. Ese es el caso de Dum Dum Pacheco, el boxeador que escribió sus memorias hace décadas y que ahora recupera Autsaider Cómics. Un mundo de bajos fondos, de la Legión, de bandas callejeras, de porteros de discoteca y pantalones de campana. Y un mundo de lujo bajo los neones de los pubs con sillones de escay. En ese mundo de vedetes venidas a menos y de boxeadores elevados a categoría de héroe nacional es donde encontramos a Dum Dum Pacheco, un dios menor -como Urtáin-, otra marioneta cuyos hilos se cortaron cuando ya no servían para hacer la función que se esperaba de él.



'Del deporte y los hombres'

La filosofía de Roland Barthes

El filósofo abogado del diablo del post-estructuralismo, el pensador a la contra, el de la mirada turbia hacia el autor, la imagen, el amor fragmentado, también se ocupó de la presencia del deporte en la sociedad de su momento. Lo hizo en 'Del deporte y los hombres' (Paidós), con delicadeza y desapego, como casi siempre. Otra más de sus mitologías. Que son las nuestras.



'Versos de deportes'


Revista 'Litoral' nº 237

Noticias relacionadas

Poesía para niños y un joya de 2004

Para iniciar a los niños en la poesía y en los deportes menos conocidos, 'Versos de deportes' (SM), un precioso y divertido volumen en el que Ruiz Taboada recoge poemas sobre 30 actividades deportivas con ilustraciones. Y si consigue usted el número 237 (2004) de la revista 'Litoral' publicada por el Centro Cultural de la Generación del 27 de Málaga, descubrirá una joya tipográfica y visual con el deporte, el arte y la literatura como tema central.