Coautor de 'La grange'

Muere Dusty Hill, el bajo galopante de ZZ Top

El músico, miembro desde 1970 del icónico grupo tejano de blues-rock, fallece mientras dormía a los 72 años

Dusty Hill, bajo y fundador de los ZZ Top

Dusty Hill, bajo y fundador de los ZZ Top / Efe / Walter Bieri

2
Se lee en minutos
Jordi Bianciotto
Jordi Bianciotto

Periodista

ver +

La imagen encarnada por ZZ Top, mitológica estampa de barbas largas al servicio del blues-rock a la tejana, queda tristemente dañada tras la muerte de uno de los tres titulares del grupo, el bajista Dusty Hill, tras más de cinco décadas de ejercicio. El músico falleció en su casa de Houston este miércoles mientras dormía, a los 72 años, dejando un recuerdo como “presencia firme”, de “buena naturaleza y compromiso duradero”, como lo evocan en la web del grupo sus compañeros, Billy Gibbons y Frank Beard, que se despiden de él con un guiño bilingüe, “we will be missed greatly, amigo” (“te echaremos mucho de menos, amigo”).

Sobre Joseph Michael ‘Dusty’ Hill recae una parte quizá poco vistosa pero indispensable en la robusta arquitectura de ZZ Top, ese bajo galopante que se incorporó al grupo en 1970, relevando a un par de instrumentistas fallidos, listo para grabar, un año después, el seminal ‘ZZ Top’s first album’. Él procedía de otras bandas, como American Blues (que contaba con Beard a la batería), y se había adiestrado en el bajo sin pasar antes por la guitarra y bebiendo en primer término de las fuentes del blues. Entre sus bajistas de referencia figuraban Jack Bruce y Stanley Clarke.

Rock con sintetizadores

Noticias relacionadas

Con ZZ Top acuñó un boogie-rock arrollador, con una contundencia propia del hard rock, en álbumes como ‘Tres hombres’ (1973), que incluía el clásico ‘La grange’, compuesto por el trío e inspirado en piezas de John Lee Hooker y Slim Harpo. En los 80, el grupo vivió una edad de oro comercial a partir del disco ‘Eliminator’ (1983), con canciones de éxito, firmadas igualmente por los tres músicos, como ‘Gimme all your lovin’’ o ‘Legs’ (con su popular saga de vídeos). En esa estela se situaron los álbumes ‘Afterburner’ (1985) y ‘Recycler’ (1990). Época en la que ZZ Top incorporó sintetizadores, de los que se encargaba Hill, así como de segundas voces (y registros solistas en temas como ‘I got the six’ y ‘Bad girl’).

ZZ Top no actuó en Barcelona hasta 1994 (pabellón del Vall d’Hebron), visita a la que siguieron otras en 1997 (Palau d’Esports), 2011 (Poble Espanyol) y la última, en 2019, en el marco del Rock Fest, en Can Zam (Santa Coloma), donde el trío celebró su 50º aniversario recorriendo sus hitos y pasando por las armas clásicos ajenos como ‘Jailhouse rock’ y ‘Sixteen tones’. Su muerte no comporta por ahora la desaparición de la banda, que seguirá adelante con el fichaje de su técnico, Elwood Francis, músico que ya se había incorporado a ZZ Top este verano, por deseo de Hill, dada la lesión de cadera que le había dejado temporalmente fuera de servicio.