Crítica de cine

Crítica de 'Tiempo': premisa sin fondo

  • M. Night Shyamalan presenta una película que ofrece entretenimiento vistoso pero que no resiste escrutinios

Estrenos de la semana. Tráiler de ’Tiempo’.

1
Se lee en minutos
Nando Salvà

'Tiempo'

Dirección:  M. Night Shyamalan

Año: 2021

Estreno: 30 de julio de 2021

  ★★★

Situada a medio camino entre las películas de M. Night Shyamalan realmente fallidas -como ‘La joven del agua’ (2006)- y las realmente certeras -como ’El sexto sentido’ (1999)-, ‘Tiempo’ se basa en un tipo de premisa capaz de plantear toda una serie de dilemas existenciales: sus protagonistas, una familia de clase media-alta, se ven atrapados junto a otros personajes en una playa donde el tiempo pasa tan rápido que permanecer allí una hora significa envejecer dos años. En lugar de explorar asuntos como el miedo a la muerte o a la pérdida de la juventud, sin embargo, el director prefiere orquestar una atropellada serie de golpes de efecto más centrados en los síntomas externos de la edad que en el pánico que acercarse al ocaso provoca. 

Noticias relacionadas

La cantidad de incidentes impactantes que llenan el relato es tan abultada que ninguno de ellos logra causar verdadera impresión en el espectador, y eso asimismo significa que la película apenas genera tensión. A esa incapacidad contribuye un plantel de personajes con los que resulta francamente difícil sentir cierta empatía, en buena medida porque lo que sale de sus bocas son exclusivamente alardes explicativos o sentimentales. Llegado el momento, además, Shyamalan se esfuerza por ofrecer explicaciones acerca de su misterio central a pesar de que, en última instancia, esas revelaciones no sirven sino para enfatizar las carencias de una película que ofrece entretenimiento vistoso pero que no resiste escrutinios. La única conclusión relevante a la que uno llega después de verla es que le quedan 108 minutos menos de vida.