Reconocimiento cultural

Obras arquitectónicas que son Patrimonio de la Humanidad en Barcelona

La Unesco, entre 1984 y 2005, ha incluido a la lista hasta nueve edificaciones catalanas

Obras arquitectónicas que son Patrimonio de la Humanidad en Barcelona
5
Se lee en minutos
Judit Bertran

España fue el tercer país con más monumentos reconocidos como Patrimonio de la Humanidad en 2020 y recientemente, Madrid ha conseguido dos nuevas incorporaciones: el Parque del Retiro y el Paseo del Prado, que han sido sumados en la lista esta semana con el reconocimiento de 'el Paisaje de la Luz'. Con este motivo, queremos recordar algunos de los Patrimonios de la Humanidad que tenemos en el resto de España, concretamente en Barcelona.

Casa Milà o La Pedrera

Este edificio modernista fue construido entre los años 1906 y 1910 y fue considerado Patrimonio de la Humanidad en 1984. Está situado en el número 92 del Passeig de Gràcia y es una de las obras más admiradas del arquitecto Antoni Gaudí. La casa estaba pensada para ser la residencia de la familia Milà, pero acabó resultando -para muchos- una obra de arte total, ya que combina arquitectura, escultura, cerámica y trabajos de forja.

Actualmente, se puede visitar la azotea, la última planta y un piso residencial con mobiliario de época. También, en la planta principal se llevan a cabo exposiciones temporales.

La Pedrera

/ Joan Puig

Palau Güell

El Palau Güell se sitúa en el número 3-5 de la calle Nou de la Rambla, a la entrada del barrio del Raval. Se trata de un lujoso edificio construido entre 1886 y 1890 con el objetivo de ser una residencia familiar, como la Pedrera. Fue uno de los primeros encargos importantes de Antoni Gaudí, y se caracteriza por aprovechar al máximo la luz natural y sus chimeneas de multicolor. Entró a la lista de Patrimonios de la Humanidad en 1984.

Palau Güell

/ Albert Bertran

Park Güell


Situado en el distrito de Gràcia, el Park Güell -construido entre 1900 y 1914 e inaugurado en 1926- es considerado una obra maestra de Antoni Gaudí. Se añadió a la lista de Patrimonios de la Humanidad en 1984 y se clasifica en la etapa naturalista por sus elementos de gran belleza como la escultura de la salamandra en la entrada, la sala hipóstila, la plaza con bancos decorados con 'trencadís' -característica de Gaudí- y la casita del Jardinero -visitable por un precio adicional. El parque en total ocupa 17 hectáreas y desde allí se pueden ver una de las mejores vistas de Barcelona.

Park Güell

/ EPC

Palau de la Música Catalana

Situado en la calle de Sant Pere més Alt, en el barrio de la Ribera, se encuentra el Palau de la Música Catalana, considerado Patrimonio de la Humanidad en 1997. Fue construido entre los años 1905 y 1908 y se comprende de arquitectura, escultura, mosaico, vitrales y forja. El edificio también es la sede del Orfeó Català, fundado en 1891 y lleva la firma de Lluís Domènech i Montaner, uno de los principales exponentes del modernismo catalán.

La característica cúpula invertida es su elemento más llamativo y, aunque organicen visitas guiadas, también se puede asistir a algún concierto que se celebran allí para disfrutar de la música y de la arquitectura a la par.

Palau de la Música Catalana

/ Maite Cruz

Recinto modernista de Sant Pau

La Unesco reconoció en 1997 este recinto como Patrimonio de la Humanidad. Se trata de un antiguo hospital que fue construido entre 1902 y 1930 en dos fases. Durante la primera, a cargo de Lluís Domènech i Montaner, se levantaron 13 pabellones con riqueza ornamental; mientras que en la segunda, a cargo de Pere Domènech i Roura -hijo de Lluís Domènech- se construyeron los 6 pabellones restantes. Pero se trata de un proyecto inacabado, ya que debería ocupar una superficie de nueve manzanas del Eixample.

Recinto modernista de Sant Pau

/ Ricard Cugat /EPC

Fachada del nacimiento de la Basílica de la Sagrada Familia

Gaudí vuelve a ser el protagonista de la lista, y es el turno de la Sagrada Familia, uno de los tres lugares más turísticos de España, junto con el Museo del Prado y la Alhambra de Granada. Las obras empezaron en 1882, con el estilo neogótico del arquitecto Francisco de Paula del Villar a petición de Josep Maria Bocabella, pero las discrepancias entre ambos provocaron que Gaudí asumiera el peso de la obra. La finalización de la basílica está prevista para 2026, justamente el año que se cumplirá el centenario de la muerte del arquitecto de Reus. Una vez terminada, la basílica tendrá tres fachadas -la del Nacimiento, la Pasión y la Gloria- y 18 torres, dedicadas a los 12 apóstoles, los cuatro evangelistas, la Virgen María y Jesucristo. La basílica fue considerada Patrimonio de la Humanidad en 2005.

La Sagrada Família

/ MaxOzerov / ISTOCK

Casa Vicens

Ubicado en la calle de las Carolines, 18-24, en Gràcia, se sitúa el primer trabajo relevante de Gaudí, inaugurado en 1888 y construido como residencia de veraneo de la familia de Manel Vicens i Montaner. La casa es del estilo neomudéjar y se sitúa en la época orientalista del arquitecto. También, destaca por su trabajo de forja y cerámica -sobre todo en los detalles florales. La residencia, considerada Patrimonio de la Humanidad en 2005 abrió sus puertas al público en otoño del 2017.

Casa Vicens en Barcelona

/ EPC Agencias

Casa Batlló

La residencia modernista situada en el paseo de Gràcia, 43, es el resultado de una reforma de una finca anterior que realizó el mismo Gaudí entre 1904 y 1906. Pertenece a la etapa naturalista del arquitecto y también es conocida como la Casa dels Ossos ('Casa de los Huesos') por la curiosa forma de las columnas de la fachada del piso principal. El que realizó el encargo fue Josep Batlló, quien lo utilizó como residencia en su tiempo, y fue incluida a la lista de Patrimonios de la Humanidad en 2005. También, cada 23 de abril, durante la festividad catalana Sant Jordi, el edificio se ornamenta con múltiples rosas rojas, ya que se celebra el Día de la Rosa y el Libro.

Casa Batlló

/ Ferran Nadeu / EPC Delegaciones

Noticias relacionadas


Cripta de la Colonia Güell

A solo 20 kilómetros de Barcelona, situada en Santa Coloma de Cervelló, se encuentra la Colonia Güell, una antigua colonia industrial que contiene la cripta de una iglesia inacabada. Se construyó de 1898 a 1914 y fue diseñada por Antoni Gaudí, por deseo del empresario Eusebi Güell, para que sus trabajadores tuvieran un espacio para asistir a los oficios religiosos. Pero, tras su muerte, los hijos de Gaudí se desentendieron del proyecto, por lo tanto no se acabó.

La cripta, consagrada en 1915, fue incendiada durante la Guerra Civil y restaurada en 2002 por la Diputación de Barcelona; y, en 2005 se incluyó en la lista de Patrimonios de la Humanidad.

La Cripta Gaudí, a la Colonia Güell

/ Josep Garcia /EPC Delegaciones