Del 10 al 19 de septiembre

La Setmana premia a Biel Mesquida y ultima una edición de récord

  • La cita afronta una 39ª edición de diez días en el Moll de la Fusta con el buen augurio de que uno de cada tres libros vendidos ya es en catalán, cuando hasta ahora eran uno de cada cuatro

El poeta y escritor Biel Mesquida, en Barcelona, en una imagen de 2015.

El poeta y escritor Biel Mesquida, en Barcelona, en una imagen de 2015. / CARLOS MONTAÑÉS

3
Se lee en minutos
Anna Abella
Anna Abella

Periodista cultural

Especialista en arte y libros, en particular en novela negra, cómic y memoria histórica

Escribe desde Barcelona

ver +

Hasta hace bien poco, uno de cada cuatro libros vendidos era en catalán. "Ahora ya son uno de cada tres. Hemos llegado a la cifra del 37,5%", se ha felicitado este jueves Joan Sala, presidente de Editors.cat. Con estos buenos augurios afronta el sector la 39ª edición de la Setmana del Llibre en Català, que del 10 al 19 de septiembre volverá, como en 2020, a un amplio y perimetrado Moll de la Fusta de Barcelona, con accesos controlados, gel hidroalcohólico, mascarillas y aforo del 50% a causa de la pandemia (980 personas). Los detalles de la cita los ha avanzado su presidente, Joan Carles Girbés, anunciando además el ganador del tradicional Premi Trajectòria a toda una carrera, el poeta, escritor y activista cultural Biel Mesquida, presente para la ocasión y recién llegado, a sus 74 años, de Mallorca, para recordar los años de lucha clandestina contra la dictadura y avisar de que "el franquismo aún está aquí". 

Serán diez días de una Setmana que ofrecerá 270 novedades editoriales, decenas de miles de títulos de fondo y 50 cabeceras de revistas y prensa local en una cifra récord de 227 expositores en 69 módulos, ha concretado Girbés. Se contará de nuevo con tres escenarios además de con una zona de lectura, se celebrarán 250 actividades (175 presentaciones, mesas redondas y actos para adultos y 60 para público familiar e infantil; algunas serán también retransmitidas por ‘streaming’) y se organizarán 28 itinerarios literarios (nueve, por toda Catalunya).

150 autores

Habrá en esta Setmana 150 firmas de autores, entre ellos dos internacionales: la alemana Katharina Volckmer, que presentará ‘La cita’ (Anagrama / La Campana), y el escocés-estadounidense Douglas Stuart, premio Booker 2020, con ‘La història de Shuggie Bain’ (que publicará Edicions de 1984). 

Como novedad, este 2021 la Setmana presenta un galardón de nuevo cuño, el Premi Difusió, que ha inaugurado el periodista Xavier Graset por su labor en favor de los libros en el programa ‘Més 324’. Y también se estrenan sinergias y colaboraciones -con el CCCB, el Ateneu Barcelonès, la Escola Elisava, Òmniun Cultural y la SGAE- y, ha anunciado Girbés, la cita será punto de encuentro de 10 festivales literarios catalanes invitados, entre ellos, la Fira Literal, el Salón del Cómic, el Festival de Clàssics, el nuevo 42 (de fantasía y ciencia ficción) , el Poesia i +, el Clic o el Mot.

Se abrirá una mañana dedicada a las bibliotecas y se mantiene el encuentro profesional con 14 editores y agentes internacionales para promover las traducciones y la literatura catalana en el extranjero, que organiza el Institut Ramon Llull.  

Se contará con actos de recuerdo a los desaparecidos Isabel-Clara Simó, Baltasar Porcel, Montserrat Roig y Jordi Cussà y con un homenaje a Gemma Romanyà, la mecenas y directora de la imprenta Romanyà Valls.  

Lectores durante todo el año

Noticias relacionadas

Prefiere Girbés no hacer previsiones de visitantes y facturación y "poner el foco en la difusión que significa la Setmana para el libro y la edición en catalán, para lograr que la gente venga y luego lea más en el día a día y conseguir más lectores". En 2020, en cinco días congregaron a 25.000 personas, en una edición que, apunta Sala, "funcionó de maravilla tratándose de una feria de emergencia que sirvió de ejemplo de cómo podían hacerse las cosas en el sector cultural" tras el primer confinamiento. 

"Las cifras de 2020 no fueron para tirar cohetes -añade Sala, también editor de Comanegra y anterior presidente de la Setmana-. Cuando estuvimos cerrados cayeron estrepitosamente, pero al ir abriendo mucha gente fue a comprar libros, en parte en solidaridad con las librerías de proximidad pero también porque el libro sirvió de distracción durante el encierro. La lectura se recuperó y llevó a un segundo semestre muy bueno, con ventas cercanas a las de 2019 y eso teniendo en cuenta que no hubo un Sant Jordi como los de antes".