Festival de verano de Barcelona

El CCCB da voz a la primera generación de migrantes africanos

  • Didier Ruiz lleva a escena en el teatro del Centre de Cultura Contemporània de Barcelona un montaje que habla de exilio e invisibilidad, protagonizado por siete hombres y dos mujeres que llegaron a España hace más de 40 años

Escena de ’Dale recuerdos XXXVI. Je pense a vous’, en el teatre del CCCB, dentro del Grec.

Escena de ’Dale recuerdos XXXVI. Je pense a vous’, en el teatre del CCCB, dentro del Grec. / JORDI OTIX

3
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

El director Didier Ruiz lleva años trabajando con material sensible, con historias reales de personas a las que ayuda a llevar a escena. En lugar de actores, utiliza gente anónima. Debutó en el Grec en el 2015 con este modelo de teatro social, humano y lleno de verdad que ha abordado ya el mundo de los jóvenes o de los transexuales, entre otros. En este Grec que mira a África, presenta una nueva propuesta centrada en migrantes africanos de primera generación. 'Dale recuerdos XXXVI. Je pense a vous', a partir de este jueves en el teatro del CCCB, está protagonizado nueve participantes de más de 70 años residentes en Barcelona.

Son siete hombres y dos mujeres procedentes de Camerún, Senegal, Guinea Conakri, Guinea Ecuatorial, Ghana y Marruecos; el primero llegó a España hace más 40 años. "Para entender el presente has de volver a ver las historias de otros que nos han precedido para ver de manera más clara lo que ocurre a nuestro alrededor", indica Ruiz, un francés de origen árabe "de tercera generación", en un catalán más que correcto.

"Esta propuesta es diferente a las otras de 'Dale recuerdos'. Es más política porque habla de la emigración de africanos que ha tenido que dejar su país". Algo que vemos en las noticias. "En los últimos seis meses se ha doblado el número de muertos entre gente que intentaba llegar a Europa a través del Mediterráneo. El mar que era cuna de civilizaciones se ha convertido en una gran tumba", lamenta el director.

Invisibles

Sus historias hablan de exilio, de ahí el título del espectáculo 'Je pense a vous' ('Pienso en vosotros'). Pero también de invisibilidad. "Si algo tienen en común todos es esa sensación de invisibilidad. Una de las participantes está muy contenta con esta experiencia porque no tiene a nadie con quien hablar, nadie que la escuche. Viven aislados", comenta el director, para quien este problema es mucho más generalizado de lo que pensamos. "Da igual el color de piel o de dónde vengas, la calle está llena de gente invisible, incluso en el Eixample. La invisibilidad es una consecuencia de esta sociedad que nos hace estar cada día más pendientes del teléfono. En el metro, ¿quién mira? Nadie".

"En estos montajes la gente sale a escena sin guion para hablar de ellos mismos. Para mí esto es ¡teatro de la humanidad!"

Didier Ruiz

Noticias relacionadas

Su intención con 'Dale recuerdos' es dar voz a gente que normalmente no vemos en escena. Por eso sus protagonistas no son actores profesionales. Este tipo de teatro no necesita texto ni guion. "Mi trabajo consiste en darles unas claves para que vayan a lo esencial cuando hablen ante el público". Para Ruiz, llamar 'teatro documento' a este tipo de proyectos es erróneo. "Ni me gusta el término 'teatro comunitario', que se usa aquí para definir mi trabajo, ni tampoco el de 'teatro documental', como lo llaman en Francia. En estos montajes, la gente sale a escena sin guion para hablar de ellos mismos. Para mí esto es ¡teatro de la humanidad!". Por algo su compañía se llama La Compagnie des Hommes. "Es un peligro querer limitar mi trabajo cuando mi intención siempre ha sido la de ampliar y abrir puertas". Ruiz empezó a indagar en este tipo de teatro hace 22 años y esta nueva propuesta es la número 36 de la serie 'Dale recuerdos'.

'Legacy': mujeres y libertad

Nadia Beugré, potente creadora contemporánea de Costa de Marfil, regresa el 29 y 30 de julio, también en el teatro del CCCB, con 'Legacy', un homenaje a la lucha por la libertad de las mujeres africanas. Tras conseguir el Premio de la Crítica por su solo de danza 'Quartiers libres', Beugré vuelve a Barcelona con Hanna Hedman, bailarina y 'performer', para bailar junto a una quincena de barcelonesas, de entre 34 y 58 años, de perfiles muy diferentes, elegidas entre el centenar que en solo dos días se apuntaron a este proyecto participativo. Con él han descubierto su faceta artística y también una parte de la historia que la mayoría desconocía: la marcha de las mujeres en Costa de Marfil ocurrida en 1949 en Grand-Bassam. Este suceso protagonizado por 500 mujeres que reclamaban justicia de forma pacífica contra las fuerzas coloniales francesas armadas, todo un símbolo de la resistencia frente a la opresión, es la base del espectáculo.