Adiós a una artista

5 canciones inolvidables de Raffaella Carrà

La diva italiana deja un legado de canciones que marcaron una época

Raffaella Carrà.

Raffaella Carrà. / ARCHIVO / EUROPA PRESS

1
Se lee en minutos
Beatriz Martínez
Beatriz Martínez

Periodista

Especialista en cultura y cine

Escribe desde Madrid

ver +

Este lunes la cantante, bailarina y actriz italiana Raffaella Carrà, todo un icono de la música y la televisión tanto en su país como en España, fallecía a los 78 años. Pero deja un legado de canciones inolvidables que marcaron una época. He aquí cinco de ellas:

'Rumore'

Fue lanzada en 1974 y se convirtió en uno de sus éxitos más emblemáticos. Con base de italo-disco, Raffaella Carrà hablaba del miedo a la soledad tras una ruptura amorosa. Teclados, bajo, coros, guitarra, percusión y el chorro de voz característico de la cantante italiana, en un tema que invita a ensayar coreografías, algo que quedó demostrado en la película griega ‘Xenia. Cuestión de actitud’. 

'Qué dolor'

A pesar de sus ritmos pegadizos y de sus bailes sicalípticos, la Carrà siempre incluía muchas dosis de ironía en las letras de sus canciones, así como un fuerte componente feminista. En este tema hablaba sobre la infidelidad, pero con tanta gracia que resulta imposible no ponerse a bailar con él. 

'A far l'amore comincia tu'

O más conocida como ‘En el amor todo es empezar’ y con uno de esos estribillos que forman parte del imaginario colectivo: 'Explota, Explota, Me Explo, Explota, Explota, mi corazón'. Es uno de esos temas que se reinventan casi a cada minuto en lo que se refiere a su melodía. Se ha ido perpetuando en el tiempo a través de diferentes versiones, la última, presente en la banda sonora de ‘La gran belleza’. 

'Hay que venir al sur'

Su canción más picarona y que además contiene buenas dosis de sabiduría popular: “Por si acaso se acaba el mundo, todo el tiempo he de aprovechar / corazón de vagabundo, voy buscando mi libertad”, “sin amantes, esta vida es infernal”. Una invitación a disfrutar del momento… y también del sexo. 

'Tuca Tuca'

Seguramente mucha gente se lesionó la espalda intentando imitar a Raffaella en su coreografía imposible. También manoseaba a su compañero de baile (uno de ellos fue el actor y director Alberto Sordi). Fue prohibida por el Vaticano por considerarla indecorosa, pero finalmente todo el mundo se aprendió la coreografía sexy.  

Noticias relacionadas
Temas

Música