Paleontología

Un cocodrilo y un rinocente de hace 16 millones de años salen a la luz en Subirats

Una excavación en el Ordal ha revelado los restos a los que hay que añadir el cráneo de un felino primitivo

Descubiertos restos de cocodrilo y de rinoceronte de hace 16 millones de años en un yacimiento en Subirats. / FOTO Y VÍDEO: ACN / GEMMA ALEMAN

1
Se lee en minutos
El Perióidico

Las excavaciones paleontológicas en el yacimiento de los Casots, en Subirats (Barcelona), han puesto al descubierto restos de cocodrilo y rinoceronte de hace 16 millones de años. También se ha localizado el cráneo de un felino primitivo "único en Europa", explica el investigador del Instituto Catalán de Paleontología y codirector del yacimiento, Isaac Casanovas. Después de que en 2019 se excavara por primera vez en el lugar después de casi tres décadas, la pandemia obligó a aplazar los trabajos del año pasado, que este 2021 se han podido reanudar. El equipo encargado de los trabajos confía en poder extraer los restos localizados durante esta campaña.

Restos del fósil de rinoceronte encontrado en el yacimiento de los Casots, en Subirats.

/ ACN / GEMMA ALEMAN

Noticias relacionadas

El yacimiento paleontológico de Els Casots está situado enel término municipal de Subirats, en la Sierra del Ordal. Se trata de uno de los yacimientos del Mioceno inferior (17 millones de años) más importantes de Europa, tanto por la cantidad como por el excelente estado de conservación de las piezas. En 1995 fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional en la categoría de zona paleontológica por la Generalidad de Cataluya. En 1988 la remoción de unos terrenos en los que se pretendía plantar vid, reveló una gran cantidad de huesos de vertebrados fosilizados. Las campañas de excavación realizadas por el Instituto de Paleontología Miquel Crusafont de Sabadell han permitido comprobar que se trata de un yacimiento paleontológico de una excepcional riqueza y de gran interés científico. Las excavaciones han permitido documentar hasta el momento más de 40 niveles fosilíferos diferentes, por lo que se trata de un yacimiento con una secuencia temporal muy completa del Mioceno inferior.

El yacimiento está configurado por los restos fosilizados de los sedimentos lacustres y palustres de un pequeño lago del Mioceno inferior que ocupó en origen, hace unos diecisiete millones de años, una superficie de unos 50.000 metros cuadrados . Las excavaciones han permitido documentar hasta ahora más de 40 niveles fosilíferos diferentes, por lo que es un yacimiento con una secuencia temporal muy completa del Mioceno inferior.