Crítica de cine

'Lola': el viaje iniciático de una joven transgénero

  • No es un filme sobre la homofobia, aunque habla de los prejuicios que siguen imperando en la sociedad, sino un relato ambarino que gira en torno a la superación y la comprensión entre una chica trans y su padre

Mya Bollaers, en un fotograma de la película ’Lola’

Mya Bollaers, en un fotograma de la película ’Lola’ / El Periódico

1
Se lee en minutos

'Lola'

 ****

Dirección Laurent Micheli

Intérpretes Mya Bollaers, Benoît Magimel, Els Deceukelier, Sami Outalbali

Duración 87 minutos

Estreno 18 de junio del 2021

La película belga ‘Lola’ tiene una estructura sencilla: dos personajes realizan un viaje de reconocimiento mutuo. No es exactamente una película de carretera, pero se acoge a la esencia del relato itinerante. Más que lo que ocurra al final del camino, interesa las relaciones que consolidadas durante el viaje después de un momento en el que el antagonismo de los dos personajes parecía irreversible.

Noticias relacionadas

Lola es una chica trans que está en pleno proceso para el cambio de sexo. Su madre ha fallecido. La había comprendido y estaba a su lado, aunque a espaldas de su padre. Este echó a Lola de casa. La llama ‘travelo’, no la reconoce como hija: “Yo tenia un hijo”, le dice. Pero las circunstancias los llevan a realizar juntos el viaje en coche hasta la costa, para depositar las cenizas de la madre. La urna en que están depositadas es un bien preciado tanto para Lola como para su padre, Philippe.

Porque pese a la ceguera del progenitor y la ira de la hija, ‘Lola’ es una película que intenta en todo momento comprender los motivos de ambos personajes, sus errores y fragilidades. No es un filme sobre la homofobia, aunque evidentemente habla de los prejuicios que siguen imperando en la sociedad, sino un relato ambarino que gira en torno a la superación y la comprensión. En eso resulta una propuesta muy ecuánime, fundamentada en dos excelentes interpretaciones de Mya Bollaers y Benoît Magimel