Desafío en el Liceu

Àlex Ollé: "Culturalmente, Madrid le ha pasado la mano por la cara a Barcelona"

  • Impulsar la cantera catalana y brindar una oferta más atrevida son los objetivos del director escénico como miembro del Consell Artístic del Gran Teatre

Àlex Ollé.

Àlex Ollé.

2
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

Una de las cosas más interesantes de esta etapa de Àlex Ollé como artista residente del Liceu es su participación en el Consell Artístic, mesa de creación de proyectos para impulsar a los artistas del futuro: compositores, libretistas, directores de escena, escenógrafos... "Aportar toda mi experiencia para ayudar a la cantera junto con Josep Pons, Víctor García de Gomar y Valentí Oviedo es algo muy excitante", señala.

El director buscará y propulsar el talento local. "Es indispensable crear la nueva cantera del Liceu", advierte. "Y hemos de apostar por cosas que no necesariamente tengan que hacerse en el escenario principal sino en otros espacios como se ha hecho con la Ópera de Butxaca. Ahora le daremos más cancha a la creación contemporánea".

Microóperas

El proyecto '(ÒH!)pera' de microópera empezará la próxima temporada y contará con cuatro compositores -Núria Giménez-Comas, Marc Migó, José Rio-Pareja y Fabià Santcovsky-, cuatro libretistas y cuatro directores de escena. Escoger a estos últimos es cosa de Ollé, coordinador del proyecto. "Busco gente que no solo venga del teatro sino también del mundo de la escenografía y el vestuario porque '(OH!)pera' ha de ser un laboratorio de experimentación donde también se incluirá a escuelas de diseño de Barcelona". El ayuntamiento se ha implicado en el proyecto. 

"Barcelona debe volver a situarse donde estaba en los 80 -opina Ollé-. Volver a ser referente. Madrid nos ha pasado la mano por la cara. Culturalmente los últimos años la capital ha sido mucho más potente que Barcelona. Ya es hora que la Generalitat y el ayuntamiento se unan fuerzas para relanzar espacios que se mueren de asco, que se los den a la gente para que se autogestionen".

Noticias relacionadas

Diversidad

El Consell Artístic tiene claro que hay que ponerse las pilas. Por eso las próximas temporadas se apostará todavía más por "educar a los niños, lograr que personas de 20 a 30 años vengan y ampliar los gustos del público". Y si el público es reacio, habrá que convencerle de que como ocurre en otras artes, la variedad es clave. "Ya sabemos lo que gusta en el Liceu pero toca ampliar. Y costará", dice Ollé, consciente de que no se puede obviar la escena contemporánea o las óperas del siglo pasado. "Al final, creo que cosas como el 'macabro' o el 'quartett' no han gustado a todos, pero algunos han entrado en la contemporánea. Y si no, al menos ha venido al Liceu un público diferente". Y añade: "Habrá montajes que te gusten más o menos, pero el Liceu ha de mostrar diversidad. No hacer lo que a mí me gustaría, o Víctor, Josep o Valentí sino hacer un poco de todo, siempre con calidad”.

Temas

Àlex Ollé