Estreno en salas

'Expediente Warren: Obligado por el demonio': más allá de las casas encantadas

  • La tercera parte de 'Expediente Warren' no tiene a James Wan detrás de la cámara, pero recupera a la pareja más famosa y 'cool' de parapsicólogos para dar un mayor protagonismo a su historia de amor dentro de una intriga menos sobrenatural y más policíaca

Un fotograma de ’Expediente Warren: Obligado por el demonio’

Un fotograma de ’Expediente Warren: Obligado por el demonio’ / El Periódico

3
Se lee en minutos
Beatriz Martínez
Beatriz Martínez

Periodista

Especialista en cultura y cine

Escribe desde Madrid

ver +

El universo de 'Expediente Warren' no ha parado de expandirse en los últimos años a través de diversos spin-off y secuelas que demuestran que la franquicia rebosa de buena salud, tanto cuando se centra en la muñeca Annabelle, como cuando explora nuevos personajes como el de 'La monja'.

Sin embargo, se echaba de menos a los Warren, a Ed y Lorrain, porque con ellos empezó todo y porque el matrimonio de parapsicólogos cool interpretado por Vera Farmiga y Patrick Wilson se ha convertido en una de las parejas más icónicas del terror contemporáneo. 

Han pasado cinco años desde que se estrenó 'Expediente Warren: El caso Enfield' y por fin volvemos a reencontrarnos con ellos en una nueva aventura sobrenatural que plantea algunos cambios importantes. 

El primero de ellos es la ausencia de James Wan como director. Ha permanecido detrás del proyecto como productor, ha sido uno de sus impulsores y ha marcado las nuevas directrices por las que encauzar la franquicia, pero ha dejado la dirección en manos de Michael Chaves, que había debutado dentro su factoría con 'La llorona'

“Ocupar el puesto de un maestro del género de terror como James Wan es una gran responsabilidad, estaba emocionado y muy nervioso al mismo tiempo”, cuenta Michael Chaves en una entrevista a través de Zoom. “El reto era conservar el espíritu de la saga, pero al mismo tiempo hacer algo completamente diferente”. 

Algunas novedades

En efecto, 'Expediente Warren: Obligado por el demonio' introduce algunas novedades. Quizás, la más importante sea que se aleje del esquema de las casas encantadas para trasladarse al terreno del satanismo y la brujería, haciendo especial hincapié en el desarrollo de la investigación policial. Además, el caso elegido, el de Arne Cheyenne Johnson, implica un homicidio real que terminó en los tribunales y que desató un gran revuelo mediático, ya que la defensa alegó que el acusado había sido víctima de una posesión demoníaca. Fue la primera vez que el elemento sobrenatural se utilizó como atenuante en una sala de juicios en Estados Unidos. 

“Creo que es uno de los casos más oscuros de los Warren”, continúa Chaves. “Se trata de un asesinato real con una víctima de verdad y me interesó toda la complejidad que desprendía. Nos daba la oportunidad además de convertir al matrimonio en una auténtica pareja de detectives, explorando más de cerca las habilidades de Lorrain, que por aquella época ayudaba a la policía a resolver algunos casos”. 

La última novedad es el protagonismo casi absoluto de Lorrain. En los primeros compases de la película, Ed quedará fuera de juego por culpa de un problema cardíaco y será ella la encargada de llevar las riendas del caso. “El gran privilegio en esta ocasión ha sido introducirme de forma más profunda en el personaje y en sus habilidades de clarividencia y telepatía”, cuenta Vera Farmiga también a través de zoom. “Se enfrenta a sus miedos más profundos y a través de sus debilidades se hará más fuerte”. 

Noticias relacionadas

La actriz considera que los Warren son el contrapunto luminoso dentro de un universo lleno de oscuridad. “Admiro el respeto que sienten el uno hacia el otro, cómo se apoyan, cómo utilizan su amor para luchar contra el mal".

Patrick Wilson reconoce que estos personajes han marcado sus respectivas carreras. “Los papeles van y vienen, pero los Warren siguen con nosotros. Hemos crecido y envejecido con ellos”. Por su parte, Peter Safran, productor de la saga, lanza un mensaje tranquilizador a los fans: “Todavía quedan muchos casos en los que trabajaron Ed y Lorrain. Si los Warren estuvieron 50 años juntos, nos quedan cuarenta más con Vera Farmiga y Patrick Wilson”.