Supersonido

'Reservoir dogs': los primeros y magistrales pinitos de Tarantino como 'dj'

  • El director rescató al menos dos gemas musicales y las convirtió en icónicas en su primer largometraje

Quentin Tarantino.

Quentin Tarantino.

Se lee en minutos
Quim Casas

Tarantino es un maestro en el arte de 'samplear', tanto las imágenes -o las ideas que se encierran detrás de las imágenes concebidas por otros- como las músicas ajenas que parecen haber estado compuestas para sus películas. Uno de los grandes especialistas en el sonido y música cinematográfica, Michel Chion, escribía que "Tarantino es un maestro en la manera de encontrar viejos temas y organizarlos". Sus bandas sonoras son fastuosas por la forma en que utiliza temas que pueden proceder de un wéstern italiano, de una serie televisiva de los 60, del flamenco pop o ser rarezas rock que solo él conoce.

La primera piedra de esta concepción del 'dj' cinematográfico la puso en ‘Reservoir dogs’, donde rescató al menos dos gemas y las convirtió en icónicas al asociarlas con dos secuencias determinantes. La primera es ‘Little green back’, obra de un desconocido grupo holandés de pop rock, George Baker Selection. La grabaron en 1970 y Tarantino la utiliza de manera formidable en los planos de los títulos de crédito, con los estilosos protagonistas andando a cámara lenta.

La otra gema es ‘Stuck in the middle with you’, una muestra de folk-pop chicletero de los escoceses Stealers Wheel, de 1973. Tarantino le otorga una dimensión inquietante al sonar durante la secuencia en la que Mr. Blonde baila, rocía de gasolina y le corta la oreja al policía.

Noticias relacionadas

La mayoría de sus ‘rescates emocionales’ suenan en el filme a través de un programa de radio llamado El Supersonido de los 70. Además de estas dos piezas, pueden escucharse en esta epifanía audiovisual temas de gente más conocida como Harry Nilsson (‘Coconut’) y Sandy Rogers, hermana de Sam Shepard, que canta el tema country ‘Fool for love’.