Tributo a un grande de la poesía

Homenaje en el Liceu a Joan Margarit, "un animal de bosque"

  • Un acto en el Gran Teatre recuerda al poeta catalán, fallecido en febrero, tras la presentación de ‘Animal de bosque’, su inédito y póstumo libro

  • Amigos como Serrat y Paco Ibáñez recitan los últimos versos de un bardo que ante la llegada de la muerte, "se quedó con lo fundamental de la vida", en palabras del también poeta Luis García Montero

Acto de homenaje a Margarit, en el Liceu.

Acto de homenaje a Margarit, en el Liceu. / ANTONI BOFILL

Se lee en minutos

A pesar de la debilidad causada por el cáncer y la quimio, Joan Margarit, siempre exigente consigo mismo y autocrítico con su obra, escribió y reescribió, hasta tener la certeza de que los versos en los que estaba volcando sus últimas energías y que reuniría en el que sabía que sería su libro póstumo tendrían una calidad literaria indiscutible. A sus 82 años y viendo la muerte acercarse, "no quería verse reflejado en el papel del artista que prolonga agónicamente una energía literaria que va menguando", certifica el crítico Jordi Gràcia, amigo personal del poeta catalán, fallecido el pasado febrero, sobre sus poemas inéditos, que ahora llegan a las librerías bajo el título de ‘Animal de bosque’ (Visor / Proa). Un volumen, cuya presentación ha sido la antesala del homenaje a Margarit en el Liceu

En el acto ha sonado el ‘Summertime’ de George Gershwin, y amigos como Joan Manuel Serrat, Paco Ibáñez, Luis García Montero, Pere Rovira o Josep Cuní han recitado sus versos póstumos. En ellos, reaparecen los temas que caracterizaron su poesía, como el amor, la muerte y la vejez. "Pero no son testimonio de un final, sino la conclusión madura de su obra poética. Está el susurro de la muerte pero no es dramático, es un canto vital a la vida inteligente y a la ambición de comprender, no a la vida vegetativa ni rutinaria", constata Gràcia, para quien ese ‘animal de bosque’ que les da título define a la perfección a Margarit, "en lucha constante con las adversidades, tenaz y con la capacidad de disfrutar de la existencia". 

Noticias relacionadas

"Si nos viera ahora estaría haciéndonos chistes", dijo sobre el escenario del Liceu su amigo García Montero, para quien Margarit "unió la poesía a un sentimiento de verdad y honestidad personal". En ‘Animal de bosque’, añade, "toma conciencia del final y se queda con lo fundamental de la vida, el amor, el elegir lo que realmente importa, con la gente a la que ha querido… y las verdades del ser humano se convierten en un refugio para cualquier agresión, ya sea la enfermedad o las hostilidades del mundo". 

'Animal de bosque', el poema que da título al libro póstumo de Margarit

"Penso, sobre la mort, que el més exacte

és el que Yeats va escriure: l’hem creada nosaltres.

Nostres són tota mena de dalles i esquelets,

de resurreccions i paradisos.

Vaig coneixent millor cada vegada 

el bosc interior on un acaba sol

i amb un convenciment:

comprendre és l’únic que ennobleix.

Perquè la poesía és, per a qui l’escriu,

aprendre a escriure’s ell mateix.

Per a qui la llegeix és aprendre a llegir-se".

Temas

Poesía