Crítica de recital poético

Kae Tempest, desesperada por la ternura en L' Aliança

La artista británica sacudió el festival Barcelona Poesia con una arrolladora 'performance' a partir de los textos transformadores de su último disco, ‘The book of traps and lessons’

Kae Tempest en un momento de su actuación en el Festival de Poesia de Barcelona.

Kae Tempest en un momento de su actuación en el Festival de Poesia de Barcelona. / PEP HERRERO

Se lee en minutos

Cuando empezaron a trabajar juntos, el productor Rick Rubin le pidió que no rapeara siguiendo la música y que atendiera al ritmo de las palabras, y de ahí salió el último disco de Kate (ahora Kae, persona "no binaria") Tempest, 'The book of traps and lessons' (2019), con su voz cabalgando determinada sobre marejadas de 'beats' y atmósferas envolventes. Llevando aquella idea de Rubin al extremo, este viernes en L' Aliança de Poblenou (festival Barcelona Poesia), la artista británica, iniciada en el 'spoken word', despojó las letras de esas canciones de todo ropaje musical y las soltó a chorro, relamiéndose con cada fraseado seco y mirándonos a los ojos.

Noticias relacionadas

Artista con aura, Tempest, que pisaba un escenario desde febrero del 2020, nos habló de caminos de salida de estos "tiempos extremadamente oscuros", apelando a su instinto transformador. Y si en el Sónar o en Primavera Sound la habíamos podido ver envuelta en sonoridades de vanguardia, en L' Aliança se bastó y sobró con su voz desnuda para poner a temblar el teatro. Ovillos de letra infatigable con vistas a la redención a través del amor y la comunicación, porque este libro de 'trampas y lecciones' es una enmienda total a nuestro mundo, y ella se confesó, con toda su dureza, "desesperada por la ternura" en 'Thirsty'.

Las once historias, encadenadas sin pausas en un río torrencial, disparando contra el culto al dinero, el uso y abuso del planeta o la demagogia, muy en boga estos días, en torno a la palabra 'libertad'. Kae Tempest practicó un recitado arrollador que a veces insinuaba una entonación musical, soltando sentencias que caían a plomo y concluyendo que "nada de esto fue escrito en piedra". La respuesta esta en las caras de la gente, deslizó, y en una ecuación imperativa ("más empatía / menos codicia / más respeto"), mensajes hechos verbo y actitud con los que Tempest se impuso haciendo de la agitación mental una forma de arte.

Temas

Poesía