delincuente cultural

Así actuaba el ladrón de libros en serie de Barcelona

  • El caco fue detenido en una librería cuando llevaba escondidos siete libros

Así actuaba el ladrón de libros en serie de Barcelona
1
Se lee en minutos
Carlos de Diego

Mediana edad, bien vestido, educado, su método para robar libros en distintas librerías de Barcelona y alrededores no levantaba sospechas. Actuaba siempre igual: compraba un libro, pedía que se lo envolviesen y aprovechaba ese momento para vaciar discretamente las estanterías. Para ello usaba un abrigo con múltiples bolsillos interiores, diseñados exclusivamente para ese fin. La noticia saltó en la Cadena Ser, merece la pena escuchar su excelente reportaje.

Los huecos en las estanterías de las librerías pusieron en alerta a un grupo de libreros, que se organizaron a través de WhatsApp. Entre ellos, responsables de la librería La Garba o de la Farenheit de la Barceloneta. Alguien estaba robando libros repetidamente, ¡había que prestar atención! En el momento de su detención, en la librería Farenheit, llevaba siete libros escondidos en su abrigo.

Noticias relacionadas

Negó que se dedicase a la venta de segunda mano o a robar por encargo. Alegó que sufría un problema de cleptomanía. "Pensaba que habíamos ganado un buen cliente porque venía cada siete o diez días, y no.

No era un buen cliente, era un buen ladrón", afirma Xavier Noya, responsable de la librería La Garba, que calcula en 400 euros el valor de los libros sustraídos.