Premios Oscar 2021

María Pareja, en el bosque de 'Wolfwalkers'

  • La joven animadora madrileña es directora artística de esta joya del estudio irlandés Cartoon Saloon, que rivalizará con 'Soul' por el Oscar a mejor largometraje de animación

La animadora madrileña María Pareja.

La animadora madrileña María Pareja. / EFE

Se lee en minutos

Hace tres años, María Pareja estaba terminando sus estudios en el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital (U-Tad) de Madrid cuando le mandó un mail con su trabajo a Tomm Moore, uno de los fundadores del estudio Cartoon Saloon, responsable de algunas maravillas animadas como ‘El secreto del libro de Kells’ o ‘La canción del mar’. Recibió una contestación casi inmediata, pasó una serie de tests y poco después viajó a Irlanda para incorporarse al equipo de preproducción de ‘Wolfwalkers’, película que ahora compite en los Oscar en la categoría de animación y en la que la española figura como directora artística junto a los dos artífices del proyecto, el propio Tomm Moore y Ross Stewart. 

“Empecé haciendo ilustraciones para definir el estilo de la película, pero cuando dio inicio la producción me dijeron que mi trabajo encajaba a la perfección con lo que buscaban, así que fui incorporándome a diferentes departamentos hasta que poco a poco me dieron más responsabilidades: diseño de producción, color de personajes e incluso pude componer una secuencia entera”, cuenta Pareja. Se refiere a todo el fragmento que tiene lugar mientras suena la canción de Aurora ‘Running With the Wolves’, aunque toda la concepción del bosque también es obra suya. 

‘Wolfwalkers’ cuenta la historia de una niña inglesa que llega con su padre a la ciudad de Kilkenny, en Irlanda, para servir a un tirano opresor. La pequeña se sentirá libre en el bosque, donde descubrirá que los lobos que lo habitan forman una manada en torno a una niña-lobo, una ‘wolfwalker’, que le descubrirá los secretos y la magia de su mundo. Una preciosa fábula que bebe del folclore de la zona y que está repleta de imaginación visual

“El estudio de animación está ubicado en la misma Kilkenney, que es como un pueblecito de cuento de muñecas, así que cuando teníamos que tomar notas, solo salíamos a pasear y a dibujar”, continúa. “Es una de las muchas cosas que hacen especial a Cartoon Saloon, todo es muy cercano y artesanal, continúan apostando por el 2D, por los dibujos a mano en un sector que se encuentra copado por el 3D”. 

Noticias relacionadas

A la animadora madrileña siempre le había interesado este estilo, por eso practicaba los dibujos con acuarelas, lápices y tinta en papel, como ella dice, por si un día sonaba la flauta y podía trabajar desde una perspectiva más tradicional. Su sueño se ha cumplido en Irlanda gracias a ‘Wolfwalkers’ y al estudio Cartoon Saloon, donde continúa desarrollando proyectos, como ‘Hay un monstruo en mi cocina’, para Greenpeace. Ahora ha alcanzado el puesto de ‘concept artist’, que era lo que siempre había querido y continúa residiendo en Kilkenny. No podrá asistir a la ceremonia de los Oscar por las medidas sanitarias y, aunque sabe que ‘Soul’, de Pixar, parte como favorita, cree que es un buen síntoma que en las candidaturas se cuelen películas que no perpetúen el estilo hegemónico y que abran puertas a otros universos más allá de los grandes estudios.