Estrenos de cine

Crítica de 'La nube': saltamontes carnívoros

La opera prima de Just Philippot nos recuerda lo insignificante que es el ser humano frente a la fuerza de la naturaleza

Se lee en minutos

'La nube'

Dirección:  Just Philippot

Año:  2020

Estreno: 9 de abril 2021

★★★★  

Noticias relacionadas

La ópera prima de Just Philippot nos introduce en un escenario apocalíptico muy particular, una granja de saltamontes capitaneada por una mujer viuda y sus dos hijos, una perspicaz adolescente y un niño que conserva una cabra como recuerdo de su progenitor fallecido. El ambiente parece idílico en medio de la naturaleza, pero los problemas y la sensación de asfixia no tardarán en llegar, al principio por las dificultades económicas, y más tarde, por la querencia de los bichos a alimentarse de sangre humana.

'La nube' remite a referentes muy diversos que nos llevan desde David Cronenberg a 'Los pájaros' de Alfred Hitchcock. Visualmente parece una prolongación del miedo atávico que logró plasmar Jeff Nichols de forma tan precisa en 'Take shelter'. Pero Philippot, más allá de utilizar todo ese rico imaginario, consigue impregnar a las imágenes de una poderosa personalidad propia y su trazo resulta de lo más elegante. Estamos en el terreno de la alegoría, pero también en el del terror físico. El director sabe lo que quiere o no mostrar para ir marcando el ritmo y la tensión, el misterio y el malestar. Seguramente después de 'La nube' ya no veremos a los, en apariencia, inofensivos saltamontes igual, como también nos pueden dar repelús las moscas. A modo de una plaga de Egipto, 'La nube' nos recuerda lo insignificante que es el ser humano frente a la fuerza de la naturaleza, no siempre tan idílica como últimamente se quiere mostrar.